sábado, 29 de julio de 2017

MISTERIOS  Y  SECRETOS  DE  LA  B’NAI B’RITH.
La más importante organización hebrea internacional.

Artículo publicado en la revista “Sodalitium” Nº 38, junio-julio 1994

     
INTRODUCCIÓN.

E
mmanuel Ratier presentó un estudio muy interesante sobre la B’nai B’rith . De este tema no se escribió todavía nada tan completo, detallado, y al mismo tiempo bien documentado. Antes era muy difícil escribir sobre la B’nai B’rith, porque de ella no se encontraba nada expuesto al público. Nada, ni siquiera en la Biblioteca Nacional de París, excepto tres modestos fascículos de 1932. Sin embargo, según la “Enciclopedia Judaica” (1970), la B’nai B’rit constituye “la más antigua y numerosa  organización judía de socorros mutuos, organizada en logias y capitales de 45 naciones. El número total de miembros es de casi 500.000.”
      Es extraño que una organización tan importante, fundada en los EEUU en 1843,  no haya publicado nada sobre sus actividades….
Si se consulta la colección de la revista, de la cual deberían depositarse legalmente 4 ejemplares en la Biblioteca Nacional cada vez que aparece, se constata que la B’nai B’rith nunca hizo esos depósitos, pese  ser legales. A pesar de este ocultamiento, el  Autor del estudio pudo consultar algunos ejemplares de las publicaciones de la B’nai B’rith [norte]americanas y europeas. En este artículo me limito  a criticar tal libro, por lo que remito a los lectores por eventuales consultas a las citas de esa obra.

FUNDACIÓN.

 El 13 de octubre de 1843 la B’nai B’rith (BB) fue fundada en el café Sinsheimer, de Walll Street, de Nueva York. En ese entonces fue llamado “Bundes-Brueder (que significa Liga de los Hermanos), nombre alemán a causa del origen de los fundadores hebreos-alemanes, que hablaban tanto el yiddish como el alemán. La BB es en consecuencia una de las asociaciones [norte]americanas todavía existente. El fundador, Henry Jones reclutó en la Sinagoga a los cofundadores, de la que era  un personaje importante. La  misma BB) reconoce además que al menos cuatro de sus fundadores eran masones. La Orden de la BB  era, por decisión de sus fundadores reservada sólo a los hebreos.
Los fundadores querían crear una Orden que fuera el medio de unión de los hebreos norteamericanos, iluminando así, “como un faro el mundo entero”. Un mes después de la  creación de la Orden, se decidió que su sede estaría en Nueva York; el local elegido para fundar esa primera Logia de Nueva York, no fue una sala de la Sinagoga, sino el templo masónico situado en la esquina de Oliver Street y Henry Street, evidenciando su origen masónico.
Los fundadores decidieron cambiar el nombre de la asociación estimando que un Orden hebreo tenía que tener un nombre hebreo.
Conservaron, eso sí, las iniciales BB, pero cambiando el nombre de la Orden, que de “Bundes-Brueder” (Liga de los hermanos), se cambió por B’nai B’rith (Hijos de la Alianza). El lema de la Orden era “Benevolencia, Amor fraterno y Armonía”. El candelero de los  siete brazos simbolizaba justamente la luz.

FORMACIÓN DE LOS CUADROS.

Ante el siempre creciente número de inmigrantes, Henry Jones intuyó la necesidad de una estrecha unión de la comunidad hebrea [norte] americana, para proveer las necesidades de una organización para la coordinación y que provea el sostenimiento, uniendo los principios religiosos del judaísmo con los principios filantrópicos de mutuo socorro de la Masonería. El plan de Jones era seleccionar los mejores elementos entre los inmigrantes para formar con ellos los “cuadros” o elites indispensables para lograr con ellos el papel que el Judaísmo [norte [americano debía cumplir en el mundo entero: ser el sacerdote de la humanidad, puesto a su servicio, como “noaquidas” o prosélitos de la Puerta. Para esto era necesario conservar el carácter religioso del Judaísmo, al mismo tiempo  evitar cualquier disputa teológica.
Entonces la Sinagoga, que en [norte] américa estaba profundamente dividida, no podía cumplir esta función: la Logia debía entonces mediar y unificar las disputas que habían dividido la Sinagoga. Pretendían que la BB fuera la gran educadora de los hebreos [norte] americanos, para alcanzar el rango que les compete: ser el faro de la humanidad. Tenían entonces una doble función: ser un bastión contra la asimilación y la pérdida de la identidad hebrea; y al mismo tiempo evitar todo peligro de división originado en las disputas teológicas. Para lograr esta unión de los hebreos, la Orden, imitando los principios de la masonería, se puso por encima de los partidos y las corrientes teológicas hebreas; convirtiéndose en el centro de todas las preocupaciones del mundo hebreo y el punto de encuentro de los hebreos liberales y ortodoxos. Gracias a esta política pluralista, no exclusivista, la BB pudo unir lo que la Sinagoga había dividido. Además, para mantener intacta su vitalidad, la BB mostró siempre una gran flexibilidad para acomodarse a las circunstancias cambiantes del mundo que la rodeaba.



INFLUENCIA POLÍTICA DE LA B’NAI B’RITH:

Dentro de sus propósitos de tutelar a la minoría hebrea, la Orden  ejerció, a través de la diplomacia [norte]americana, enorme presión  a favor de los hebreos perseguidos en Rusia, en Rumania, en Alemania, etc. En 1903, por ejemplo,  el Presidente Roosvelt preparó junto a la BB una carta de protesta dirigida al Zar de Rusia condenando el progrom ruso. Los reclamos contenidos en esa carta, transmitida por el Secretario de Estado [norte]americano no fue aceptada por el Zar, el cual, viendo que los hebreos estaban a la cabeza de los revolucionarios rusos, decidió vigilar a los israelitas extranjeros  con un pasaporte especial. La USA  diplomáticamente, presionó nuevamente  al Zar, pero Nicolás II también en esta ocasión rechazó la propuesta hebrea. El Gran Presidente de la BB, en aquel tiempo, Krans escribió que uno de los miembros de la Orden declaró: “Si el Zar no acepta dar a nuestro pueblo la libertad anhelada, una Revolución instalará una República en Rusia, mediante la cual obtendremos nuestros derechos” ¿Previsión o premonición?...

LA INFLUENCIA ACTUA DE LA B’NAI B’RITH.

En USA, las campañas presidenciales pasan inevitablemente a través de las asambleas de la BB, donde los candidatos sean demócratas o republicanos, les exponen su mensaje de apoyo a Israel.  Por ejemplo, en 1953 el vicepresidente Richard Nixon fue el principal orador político en el banquete de la Convención, y el presidente Dwigh Eisenhower envió un caluroso mensaje  estimulando a la Logia. Eisenhower tomó parte en el 40º aniversario de la A.D.L. (Anti Diffamation Leage of B’nai B’rith), el “brazo armado” de la BB. Mientras que en 1963, por los 50 años de la ADL el invitado de honor fue el presidente Kennedy. Algunos meses más tarde el nuevo presidente  Lyndon Johnson fue invitado a la Orden. Finalizando, el presidente de la BB, Label Katz, fue recibido en audiencia privada por Juan XXIII en enero 1960. Gracias a Jules Isaac (miembro de la BB) la Orden ha jugado un rol de primera magnitud en la preparación del documento Nostra Aetate, del Concilio Vaticano II.

LA B’NAI B’RITH Y LA MASONERÍA.

Todos los miembros de la BB callan sus relaciones con la masonería, pero ya hemos visto que cuatro de sus fundadores eran masones, que se reunían en el templo masónico. Ratier examinó al respecto que autores masones o filo masones escriben respecto a la BB: Daniel Ligou, el “Dictionnaire de la francmasonerie” en 1932; el ”Almanach maconnique de Europa”; Jean-Pierre Bayard, en la revista “Globe” según la cual la BB es “la rama hebrea de la Masonería”; Daniel Beresniak en la “Guía de la vida judía en Francia” dice que la BB es la “Masonería  teñida de Judaísmo”; y al fin,  según  “Tribume Juive”, la BB proyecta  crear una “obediencia masónica reservada sólo a los hebreos”. Por algunos decenios todavía los dirigentes de la BB están tratando de ocultar la especificidad masónica de la Orden.

LA REGLA DEL SECRETO.

Oficialmente la BB hubiera debido abandonar la regla del secreto en 1920, pero todavía en 1936 Paul Goldman, presidente de la primera Logia de Londres, describía, en un artículo la historia del secreto o silencio de la Logia. Ratier explica además como en la BB se realizan “reuniones abiertas” donde pueden asistir profanos, y “verdaderas reuniones”, cerradas y secretas, donde sólo intervienen los hermanos.

EL CARDENAL DE LA B’NAI B’RITH.
 El 16 de noviembre de 1991, el cardenal Alberto Decourtray, Arzobispo de Lion y Primado de Francia, recibió el gran Premio Internacional de la actividad humanitaria del Distrito XIX (Europa) de la BB. En el discurso pronunciado al recibir la medalla recordó  a Marc Aron, presidente de la BB francesa, haciendo una alocución muy interesante acerca de la evolución de las  relaciones  entre los hebreos y el Vaticano: “ Luego aparece Jules Isaac, un BB”; su encuentro con Juan XXIII es la punta del iceberg; el Vaticano II, Nostra Aetate las directivas conciliares para la erradicación de cualquier concepto antijudÍo en la catequesis y en la liturgia…”.

EL CARDENAL BEA.

      Debido a la  postura filo hebrea del cardenal Bea se hace acreedor a la acusación de ser un agente secreto de la BB. Algunos, como ha resumido  León de Poncins, acusó a Bea de ser de origen hebreo, llamándose Béja o Béhar, interviniendo como actor importante en el Concilio, sospechándose que fue un agente secreto de la BB; aunque de esto no existen aún pruebas serias.

FREUD Y  LA B’NAI B’RITH.

El autor escribe que Freud era miembro de la Logia BB de Viena;  y que la BB influyó mucho en el desarrollo del psicoanálisis, fundado sobre la cábala judía.

LA B’NAI B’RITH Y EL COMUNISMO.

El autor se pregunta lo siguiente: ¿existió oposición o apoyo de la BB a la Revolución comunista de 1917. Globalmente, leyendo las publicaciones de la BB la apoyó, sin ningún  miedo por la vida de la comunidad israelítica rusa, salvo la inquietud por una posible asimilación de los hebreos al Estado comunista y la dificultad para la práctica religiosa. Pero además de estos dos puntos no se encuentra en las publicaciones de la BB de la época ninguna condena a la ideología del régimen dictatorial comunista. Pues consideran “la eliminación de los hebreos ortodoxos, decidido en la sesión hebrea del partido comunista… la “Evsekzija”… Se asiste así al triste espectáculo de los hebreos perjudicando a sus propios hermanos”.

LA B’NAI B’RITH Y EL SIONISMO.

La BB puede ser definida como un movimiento pro-sionista. Considerando su origen y su naturaleza, la BB es una Orden de inspiración sionista, aunque en 1843 este término aun no existía.  Paul Goldman, presidente de la primera Logia de Inglaterra, escribió en 1936 un pequeño opúsculo sobre la historia de la Logia, conteniendo noticias muy importantes sobre la influencia de la Logia londinense de la BB en el desarrollo del sionismo. “En Palestina- escribió Goldman- la BB ejerció un rol único, aun antes que el Sionismo la hiciese base del Estado hebreo”. En 1865, 23 años antes de la Organización sionista de Herzl, la BB organizó una gran campaña de ayuda a las víctimas hebreas de una epidemia de cólera en Palestina.  Posteriormente la Orden no cesó de sostener financieramente la iniciativa privada en Israel (en 1948 envió a Israel más de 4 millones de dólares).  Debido a la minoría hebrea anti-sionista, la BB, que siempre procuró evitar querellas y divisiones, entre los israelitas, no tomó posición hasta septiembre de 1947, a favor de la tesis sionista, defendiéndola y participando activamente en todas las conferencias sionistas.

LA B’NAI B’RITH  HIZO RECONOCER AL ESTADO DE ISRAEL.

La BB provocó, de facto,  el reconocimiento del Estado de Israel apremiando al presidente Harry Truman, que en un principio era hostil a un reconocimiento apresurado, por lo que, a causa de esta demora lo acusaban los dirigentes sionistas de ser un traidor.. Ninguno de los Readers sionista era recibido en esos momentos difíciles, en la Casa Blanca. Ninguno,  salvo Frank Goldman, presidente de la BB pero tampoco pudo convencer al Presidente. Entonces Goldman telefoneó al abogado Granoff, consejero de Jacobson, amigo personal del presidente Truman; Jacobson, un miembro BB no siendo aún sionista, envió entonces un telegrama a su amigo Truman exigiéndole recibir a Weizmann (Presidente del Congreso Sionista Mundial). Pero como el telegrama quedó sin respuesta, Jacobson pidió una cita personal en la Casa Blanca con el presidente, Truman entonces  le aclaró que sería muy feliz de recibirlo, a condición de no hablar de Palestina...Jacobson acepta y arriba a la Casa Blanca, según escribe Truman en sus “Memorias”, y continúa: “Grandes lagrimones chorreaban de su ojos”, y entonces le dijo: “Eddie, sos un desgraciado, pues me habías prometido no hablar de lo que está sucediendo en Medio Oriente”; y Jacobson le respondió: “Señor Presidente, no dije ni una palabra, pero cada vez que pienso en los hebreos sin patria… no contengo el llanto”… Entonces le dijo: “Eddie basta” Discutiremos de otro tema, pero cada tanto  una gruesa lágrima rodaba desde sus ojos… Luego se marchó”.
Y bien, poco tiempo después Truman recibió a Weizmann en secreto, y cambiando radicalmente de opinión decidió reconocer inmediatamente al Estado de Israel. Así fue como el 15 de mayo de 1948, Truman  exige al representante de los EEUU de reconocer de facto al nuevo Estado. Y cuando el Presidente, el 13 enero de 1949 firmó el documento con el reconocimiento oficial de Israel, los únicos observadores no gubernamentales presentes eran tres dirigentes de la BB: Eddie Jacobson, Maurice Bisyger y Frank Goldman.

LA EMPRESA MÁS ARDUA: IMPEDIR LA ASIMILACIÓN.

Sabemos ya que la BB tiene el propósito de unir a los israelitas para hacer progresar a la humanidad. La Orden trata por lo tanto, de desarrollar el carácter moral e intelectual de sus correligionarios, lo que nos lleva, estudiando profundamente ese propósito, que en su fondo subsiste un cierto “racismo” hebreo. La Orden de los “Hijos de la Alianza” presupone una total fidelidad al Judaísmo, para reforzar la conciencia hebrea. Uno de los propósitos más importantes de la Orden es preservar al pueblo hebreo de todo peligro de asimilación en otras naciones, con la consiguiente pérdida de la identidad judía. La Liga  “Anti-Difamación” (ADL) escribió  que “ella cree en la integración, o sea la aceptación de los hebreos como iguales; pero se opone a la asimilación, o sea a la pérdida de la identidad hebrea (…). Uno de los principios de la Orden es:  “no hay lugar en la Orden para un hermano que tenga sus hijos alejados de la comunidad israelita”.

LA  LIGA  ANTI-DIFAMACIÓN, O EL BRAZO ARMADO DE LA  B’NAI B’RITH.

La ADL fue fundada por el la BB en octubre de 1913, para luchar con  la difamación y la discriminación que se hubiera podido ejercer contra la comunidad hebrea en EEUU. Muchos presidentes de los EEUU elogiaron la actividad de la ADL, por ejemplo: Truman, Eisenhower, Kennedy Johnson, Reagan…
La Asociación emite regularmente cada año una nota mencionando a todos los que no expresaron opiniones filo-israelitas. En Italia, el periodista Maurizio Blondet expuso clamorosamente ante el público el elenco de la ADL de 1993, en la que se encontraban, entre otros, los nombres de los honorables Pivetti y Miglio, de los cardenales Ruini y Pappalardo. El honorable Pivetti presentó un requerimiento pidiendo al Ministro del Interior una investigación parlamentaria sobre el caso, no obteniendo respuesta alguna.

LA ADL Y EL ESPIONAJE PRIVADO EN LA USA.

El 10 de diciembre de 1992 y el 8 de abril de 1993,los locales de la ADL de la BB, de San Francisco y Los Ángeles fueron requisados simultáneamente por agentes del FBI.;  muchos documentos secuestrados probaban que la ADL, por medio de su sección de investigaciones documentales (“Fact Finding Division”) dirigida en 1962 por Irwin Svall, que existe una  vasta red de espionaje, no sólo contra militantes políticos vagamente antisemitas, sino también contra diversas confesiones religiosas, clubes, asociaciones locales… que no tienen nada de antisemitas. La policía [norte]americana descubrió que la mayor parte de los hombres o asociaciones espiadas por la ADL  jamás tuvieron relación alguna directa o indirecta con la comunidad hebrea, sin haber tomado, por tanto, una posición en pro o en contra de Israel. (En Italia, por ejemplo, el cardenal Ruini fue acusado de antisemita por haber escrito que Jesús fue crucificado por los judíos. Y el cardenal Papppalardo por haber usado la expresión evangélica “Sinagoga de Satanás”…).
Una semejante red de espionaje fue puesta en pié gracias a los amigos que la ADL cuenta entre policías, sheriff, e inclusive entre los agentes del FBI. El poder de la comunidad hebrea  es tan  enorme que los locales de la ADL de Los Ángeles debieron ser requisados por la policía de San Francisco, porque la policía local se negó a intervenir directamente en la requisa. El procurador general de San Francisco, Arlo Smith dijo que se “encontró con la más vasta red de espionaje que opera a escala nacional”. Dos cronistas del diario “San Francisco Chronicle”, Phillip Matier y Andrew Ross han escrito que la carpeta de la ADL de San Francisco,  secuestrada de la policía de Los Ángeles, es “solamente la punta del iceberg  de una red  nacional de espionaje  y de indiscreciones programada por los servicios de seguridad”.  Los dos periodistas afirman también que “policías de por lo menos seis grandes ciudades, están  igualmente implicados en la venta de fichas confidenciales de la policía”,  que involucran a gente e instituciones
Otra táctica que emplea la ADL es infiltrarse en grupos y partidos [norte]americanos. Algunos estudiantes hebreos de la Universidad de San Francisco, según informa el semanario “San Francisco Weekly”, admitieron que espiaron, por cuenta de la ADL, a otros estudiantes y profesores, anotando sistemáticamente las opiniones que expresaron sobre Israel y los hebreos. Se deduce que la ADL ficha a cada persona que emite opiniones críticas sobre Israel.
Parece que el origen  de la conexión ADL/policía se originó durante los preliminares de la declaración de guerra de USA en el 1941. Cuando declararon la guerra las fichas de la ADL fueron una mina de oro para el FBI, que así podía controlar a los agentes enemigos. Esta práctica no cesó: la ADL provee al FBI listas de personas y organizaciones consideradas “racistas”; inclusive la ADL organizó seminarios de formación al cual invitaban a policías [norte]americanos, entregándoles registros, para poder identificar a los reales o supuestos “antisemitas”. En 1989  el mismísimo Jefe del FBI, William Sessions, participó en la Asamblea anual de la ASL ofreciéndole su experiencia profesional. Para obtener los favores de los aparatos represivos y facilitar su penetración en la organización policial, la ADL esponsoriza cada año numerosos seminarios consagrados especialmente a los considerados “extremistas blancos”, donde participan numerosos oficiales de policía, del FBI, hasta los sheriff, incluidos los procuradores generales de trece Estados.
Las  “publicaciones ‘técnicas’ de la ADL que constituyen una vasta operación de investigación de personas que critican al Sionismo, son destinada a ser utilizadas por la Policía, como precisa el mismo catálogo de la ADL. Esta misma ADL organiza por su cuenta operaciones de provocación orquestadas en el seno de grupos de extrema derecha, para desacreditarlos, y al mismo tiempo hacer creer a la opinión pública  que existe un grave peligro racista y antisemita. 

UN LIBRO DE DENUNCIA

En el verano de 1992  apareció en Francia un libro titulado “Les droites nationales et radicales en France”, editado por ”Presses universitaires de Lyon”, escrito por dos jóvenes autores, René Monsat y Jean-Yves Camus (nacidos ambos en 1958). En la cubierta posterior se lee: “Obra publicada con el concurso de la B’nai B’rith de Francia” . El presidente de la BB francesa y el doctor Marc Aron, un influyente personalidad lionesa,  escribieron bajo el título: “El   círculo  vicioso de la extrema derecha”.El libro integra en gran parte transcripciones de investigaciones de la policía (pág, 61 a 100), siendo una auténtica denuncia de partidos, personalidades, publicaciones (incluído nuestro “Sodalitium”), asociaciones, etc.

Don Curzio Nitoglia.   
Este trabajo no contiene nada de ilegal. Se trata de una admirable reconstrucción histórica que nos alegraría llegase al conocimiento del ministro Marone. Lamentablemente la cultura de nuestros políticos es  bastante pobre. El sionismo se nutre no poco de la ignorancia que se tiene de sus reales propósitos.*                               


.Comentario nacionalista:

*  El peligro para la comunidad judía,  que quiere evitar la BB, es la asimilación de los judíos en los países donde residen, lo que es  fundamental para preservar la identidad judía. Es un excelente propósito que se cumplía perfectamente en los guetos, siempre añorados por los ortodoxos. Ahora bien, los judíos sionistas de la BB no deberían teatralizar  indignación  considerándose discriminados, aprovechando para infamarnos a los nacionalistas como “nazis”. Nosotros pretendemos preservar la identidad nacional argentina, de la cual ellos son extraños; de forma que los que tienen a Israel por patria no se inmiscuyan en los asuntos internos argentinos;  actuando  como extranjeros. No deseamos nada más que en nuestra Patria se cumplan ciertas leyes preventivas, similares a las que rigen en Israel contra los extranjeros, decretadas para impedir que los  no judíos tengan ingerencia en la vida social y política judía.  Debido a nuestra formación cristianas, esas leyes serían en nuestro país  mucho más atenuadas que allí.  Pero algún control debe existir.
*  De la actividad política imperialista sionista, que ejerce la BB, en nuestra Patria, que seguramente existe, no puedo afirmarla documentalmente, sólo suponerla pues cae de madura su existencia. Si organizaron una red de espionaje de tal magnitud en EEUU ¿como dudar de su existencia en nuestro país? Si ejercen tal poder persuasivo frente a los presidentes yanquis, ¿cómo tratarán a nuestros a nuestros presidentes de sainete? Además, afirmo, por ejemplo, que todos los últimos presidentes argentinos, inevitablemente, siguiendo las huellas del perverso sanjuanino, antes de asumir, debieron rendir  tributo en Nueva York al Sanedrín.


1 comentario:

  1. http://www.ultimostiempos.org/7-noticias/208-zundel

    ResponderEliminar