jueves, 22 de septiembre de 2016


 (Artículo publicado en “Ámbito Financiero”, 20 de mayo 1992)

COMO EDUCAR A SUS HIJOS CON MUCHO VODKA Y DROGAS
 EL GRUPO DE ROCK GUNS`N ROSES PROPONE UN “CONTRAMENSAJE” ESPECIALMENTE DIRIGIDO AL MERCADO DE LOS ADOLESCENTES.
Los integrantes del conjunto norteamericano que bate records de ventas en estos momentos se autodefinen como “racistas, machistas, drogadictos y borrachos” y llevan adelante un esquema de promoción basado en la comunicación activa de la propuesta filosófica del conjunto.

C
ódigos herméticos separan a  padres e hijos. El lenguaje de los adolescentes y jóvenes es inaccesible para los adultos que, a veces en patético remedo, tratan de incorporar  modismos y giros para no quedar fuera de tiempo. Pero es inútil siempre se llega tarde y mal. Algunos padres más equilibrados y menos competitivos prefieren otra vía para llegar al corazón y la mente de los hijos adolescentes: “Yo trato de darles líneas  básicas  para que él sepa como hay que moverse… Cuales son los límites que como padre creo  que hay que tener, etc. etc...”.  El argumento que sostienen estos padres es que crear una malla protectiva desde la casa, evitará, cuando salgan a la vida, males mayores. Las líneas básicas podrían ser no al alcohol, no a las drogas, ojo al SIDA,  cuidado con los amigos pesados, y algunos otros  límites más imprecisos.

Lo que los padres suelen ignorar es el poder de los contramensajes y las contraimágenes. Un compact disc suele temer un poder de influencia mayor al de mil palabras y en esas elecciones no hay vetos ni censuras ni controles Todo lo contrario. Un ejemplo clásico para estos tiempos es consultar en cualquier casa de música cual es el hit del momento y quienes son sus compradores. La respuesta es contundente: “Lo que más se vende es Guns´n Roses y por lo general son los padres de adolescentes los que se los llevan a sus hijos, por supuesto que a pedido de ellos. Guns prendió más fuerte en los chicos y ellos  convencen a los padres para que se los compren o les den el dinero para comprarlo…”.

Esta complicidad para la elección de una música determinada  no tendría nada de particular ni original si no tuviera una enorme dosis de contramensaje. ¿Cómo se manifiesta el contramensaje? Guns`n Roses, el conjunto que convoca la pasión de los adolescentes, se autodefine de este modo: “Somos racistas, machistas, drogadictos, alcohólicos, malditos y homicidas…”.

Para poner en limpio: cuando padres preocupados tratan de “bajar líneas básicas” ignoran que por otro lado el meta mensaje  que reciben sus hijos es que sus ídolos  se definen como apuntamos más arriba, Pero eso nada más que para ir presentándose.

MARKETING.
(Artículo publicado en la revista ¡CAFÉ!  Nº 177,  febrero 2009)  (www.infocafe.com .ar)
¿ Diálogo ecuménico ?
Ja...ja…ja…
¡Me gusta de los judíos ortodoxos que son sinceros y no ocultan su odio a Jesús!
¡Repudio  la hipocresía de los ecumenistas ‘cristianos’!

JERUSALÉN, JUEVES 19 FEBRERO 2009 (Zenit.otg).  Los líderes de la Iglesia Católica en Tierra Santa han emitido un comunicado conjunto para condenar los  “repugnantes ataques” contra Jesucristo y las Virgen María, emitidos por el canal 10 TV en  Israel. Según explica el comunicado emitido el 18 de febrero, “en estos días, durante un programa nocturno del canal 10, una serie de horribles ofensas has sido lanzadas contra nuestra fe y, en consecuencias, contra nosotros, los cristianos”.

El comunicado está firmado, entre otros, por su Beatitud Fouad Twal, Patriarca Latino de Jerusalén, y por el padre Pier Battista Pizzaballo, OFM, custodio de Tierra Santa.

“El programa dirigió sus ataques contra las figuras más sagradas de nuestra fe, con el objetivo, como el mismo director de la emisión declaró específicamente, de destruir el cristianismo”, denuncian los líderes católicos.  De este modo, aseguran, el canal ha sido utilizado “para profanar nuestra fe y ofender a centenares de miles de ciudadanos israelíes cristianos y a millones de cristianos en el mundo”.

Los Obispos católicos de Tierra Santa consideran este programa “como un síntoma de los más grandes problemas que afectan a la sociedad, como la intolerancia, el rechazo para aceptar y respetar al otro, y el odio”.
MUY INTERESANTE REFLEXIÓN SOBRE LA SITUACIÓN POLÍTICA MUNDIAL  ESCRITA HACE YA  MÁS DE 7 DÉCADAS, QUE AYUDA A COMPRENDER LA POLÍTICA ACTUAL; PUES LO ESENCIAL DE LOS  PRINCIPIOS POLÍTICOS Y RELIGIOSOS DE AQUEL ENTONCES CONTINÚAN DESARROLLÁNDOSE AGRAVADOS.
(Publicada en la revista “Estudios” de los Padres jesuitas,  en julio 1928)

HACIA LA LUZ
MI CONVERSIÓN AL CATOLICISMO
Luis Bertrán
1
¿A donde va el mundo?
N
o se trata –como se dice vulgarmente- de una simple ojeada; sino de una observación seria, detenida, inquisitorial, penetrativa, por así decir, de nuestro tiempo. De todo nuestro tiempo, que, por otra parte ha resumido tan bien, tan admirablemente Henri Massis en su sonada Défense de l’Occident.
      Hace dos años –los transcurridos desde  1918- que el mundo entero ofrece, al que lo observa atentamente, el espectáculo de un verdadero y profundo desbarajuste. En lo político, en lo moral y en lo artístico. Es el resultado que ha dado, y sigue dando la semilla de los derechos del hombre sembrada a los cuatro vientos.
      Resultado que trataremos de resumir lo más brevemente  posible para no repetir   a  los que  antes que yo lo han hecho con mejor cortada pluma y para no hacer  interminable y difuso el presente artículo.

1.- FRANCIA: Hasta 1914 podía decirse  que Francia era el país  que sostenía en sus manos el cetro del librepensamiento; se creía que allí tenían su verdadero hogar sus profetas autorizados Se creía en el republicanismo francés por juzgarle que tenía por base el más puro y saneado socialismo, tomado en su sentido más amplio ideológicamente hablando: El orden puesto en marcha, según definió el Progreso ese pobre hombre que se llama monsieur Raymond Poincaré. Cuando al día siguiente de la tragedia de Sarajevo, Jaurés se trasladó a Bruselas para entrevistarse con Bebel y con Vamdervelde, la democracia respiró, confiada en que la guerra, que ya era inminente, no estallaría. La reunión de Bruselas fue breve. Al saber su resultado la democracia comprendió que su suerte estaba jugada: la guerra era un hecho. Puede decirse que cuando aún no se habían quitado el polvo del camino los tres caudillos socialistas, sonaban los primeros disparos en la frontera germano-belga. El cadáver de Jaurés aún estaba insepulto: con él se enterró la democracia, la revolución y los derechos del hombre. Pero sepultados los derechos era necesario resucitar los deberes. Sólo recordaron los deberes patrióticos; de los morales, los espirituales, los deberes religiosos nadie se acordó. Quien podía recordárnoslos con toda autoridad –la Iglesia- atendía a lo más perentorio de la guerra: la salvación de las almas. Entonces se vio desnuda la enorme miseria  del hombre libre, del librepensador, el profundo vacío que en las almas había dejado el ateísmo. La postguerra lo ha demostrado, como ya lo hemos dicho al presentarnos a Francia –y otros países- sin la reserva espiritual necesaria  para hacer frente a la tremenda liquidación  que se habría al firmarse el armisticio, primero, y la falsa paz de Versailles, a continuación. Después, ya se ha visto: todo desorden, toda confusión. En las artes, en las ciencias, en la organización nacional.

2.- ALEMANIA: Aquí había echado hondas raíces un espectro de la religión: el protestantismo. Pero ya es sabido que el protestantismo es el individuo por encima de todo, y su fórmula encubre el orgullo y la pedantería; dos graves `pecados contra Dios.
      La experiencia del problema político en ese país fue aún más grave:  significaba el fracaso del imperio.
      El alemán imperialista y protestante, vistas las caídas de sus ídolos y del librepensamiento en sus vecinos de enfrente, fue a parar a un doble desquiciamiento  ¿Hacia donde volverse, qué hacer, en qué creer? La ola de la desesperación cubrió poco tiempo toda la Europa Central y a su paso fueron abriéndose nuevos abismos; desde la escuela de la sabiduría de Kayserling hasta contarse por millares y millares los suicidios en Viena… Los más miedosos se cobijaron bajo los faldones de la levita republicana y allí, calladamente, trataban de hacerse la ilusión de que vivían. Ni el cristianismo ateo de Kayserling , ni el pesimismo a ultranza de Spengler, ni ninguna de las numerosas sectas  neocristianas o neoasiáticas  que pululan en el terreno luterano, ha sabido proponer nada que sirviese de aglutinante a las masas desprovistas –como en Francia- de todo tesoro espiritual.  Tenían a Rusia a sus espaldas, trágica experiencia del comunismo, delante a Francia, trágica experiencia del republicanismo, y en su propia casa las ruinas del Imperio… Entonces surgió el miedo. Y el miedo organizado, el vientre seguro es la República Alemana. ¡Ay del día en que ese miedo desaparezca! Entonces, o con Rusia, o con Lutero –el imperio otra vez-. Si antes no extiende su mano a la maternal Roma.

3.- ITALIA: Aquí, por hechos explicables, patentes a todos, cuya recordación no es sustancial en esta revisión general, se mantuvo en forma de gobierno gracias, sobre todo, al sentido profundamente católico del pueblo y de sus instituciones, que nunca se dejaron arrastrar por los espejismos del librepensamiento, pese a la Masonería, allí muy extendida en lo aparatoso de sus ritos, pero afortunadamente, poco o nada arraigada en la conciencia nacional. (Aún el republicanismo fue siempre en Italia muy débil y circunscripto a la lírica política y al vocerío de unos pocos periódicos del bajo pueblo).
      El socialismo puro y el de acción-el sindicalismo- habían ganado muchos sectores entre los descamisados que estuvieron a punto de arrastrar al país a la ruina. Por dicha el Cielo no lo quiso. Un hombre, en el momento oportuno, contuvo la catástrofe. Mussolini es el único y verdadero reconstructor de Italia.  Ante él todos los demás estadistas de su tiempo quedan reducido a la mínima expresión. Por 

sábado, 17 de septiembre de 2016

,CON ESTE EMOCIONANTE  RELATO, HOMENAJEAMOS  A LOS SANTOS MISIONEROS  QUE OFRECIERON SUS VIDAS PARA RESCATAR A LOS PRIMITIVOS AMERICANOS DE LAS GARRAS DEL DEMONIO. OFRECIÉNDOLES LA VERDAD ÍNTEGRA DEL CATOLICISMO,  ACEPTADA ALBOROZADAMENTE POR LA MAYORÍA DE ELLOS.  LOS  OTROS, HIJOS DEL DEMONIO, HENCHIDOS DE ODIO HOMICIDA AL  ESCUCHAR LA VERDAD, LOS MARTIRIZARON. (San Juan 8). EL MISMO ODIO QUE SE EJERCIÖ EN INGLATERRA , ESPAÑA Y MÉXICO; HOY DÍA EN ASIA; Y SOLAPADAMENTE EN TODOS LOS PAÍSES LIBERALES Y MARXISTAS....
(Imaginé que Juan Pablo ii  es muy probable   haya querido ubicar  a los  descendientes de los asesinos del santo mártir para invitarlos al ágape de Asís. Fumar la pipa de la paz y rezarle a un tótem, como con los pieles rojas. No lo logró, pero con la intención bastó para “santificarlo” .Por el contrario, el Padre Roque González no será santificado por el Vati 2,  pues tuvo la osadía de querer convertir a los aborígenes a la fe de Cristo; el mayor bien que se le puede ofrecer a un ser humano. Y no admitió fumar la pipa de la paz con los hechiceros de las tribus. Los “indigenistas” actuales ,  manipuleados desde el mundo “progresista”, se disfrazan para el sainete “ancestral”,  en el que participan las altas autoridades nacionales y provinciales, todos fumando la pipa y ofreciendo dones, en adoración a Gaia, la madre Tierra, repudiando al padre Roque, pues prefieren la lujuria  burbujeante de la  esclavitud anglosajona,  para volver  todos hermanados  y disfrazados  a la degradación  neo pagana).

PADRE ROQUE GONZÁLEZ DE LA SANTA CRUZ
Y COMPAÑEROS
Mártires de la Compañía de Jesús.
SEGÚN DOCUMENTOS CONTEMPORÁNEOS
(1628 -15 Y 17 DE NOVIEMBRE -1928)
(PUBLICADO EN LA REVISTA “ESTUDIOS”, noviembre de 1928).

E
l Padre Roque González de la Santa Cruz, nacido en tierras americanas, apóstol infatigable de sus compatricios, por cuya cristiana civilización dio generoso su sangre, debe ser mirado como el protomártir de la Compañía de Jesús, en las regiones del Río de la Plata.
      Cúmplense tres siglos, en este año y mes, de su glorioso martirio que tuvo lugar en el Caaró, paraje que pertenecía entonces  a la Gobernación y Obispado de Buenos Aires, y forma hoy parte del estado brasileño del Río Grande do Sul.
      Con él santificaron nuestra bendita tierra otros dos jesuitas venidos de tierras de España: el PADRE ALONSO RODRÍGUEZ y el PADRE JUAN DEL CASTILLO, el uno fue martirizado en el mismo lugar y en el mismo día que el Padre Roque, 15 de noviembre, el otro, dos días más tarde, en la reducción de Ijuhí, en sitio no muy apartado del primero.
+
      Nació el Padre Roque González, según todas las probabilidades en 1576, en la Asunción del Paraguay, unida su familia con vínculos de sangre con la del célebre gobernador del Río de la Plata, Hernandarias.
      Ordenado de sacerdote, pronto sus relevantes prendas de virtud y saber llamaron sobre él la atención de las autoridades eclesiásticas que pensaron confiarle el cargo de  Vicario General del Obispado de la Asunción. Más no bien llegó tal propósito a noticia del elegido, nada dejó de hacer su humildad para evitarlo:  al fin fue con medida tan radical, que en 1609 pidió y logró ser admitido en la Compañía de Jesús, que hacía poco había llegado al Paraguay.
     Fundaban a la sazón sus ,misioneros las famosas reducciones guaraníticas, y a su consolidación y desarrollo, por especial voluntad de Dios, contribuyó más que nadie este jesuíta americano, distinguido providencialmente con dotes excepcionales.
      Diólas a conocer, primeramente en la reducción  de los salvajes guaycurúes, que habían establecido hacía poco  los jesuitas frente a la Asunción, al otro lado del río Paraguay. Por el mismo tiempo el Padre Maciel Lorenzana había fundado otra reducción  pata los guaraníes, al sur de la Asunción, entre los ríos Tebicuarí y el Alto Paraná, con el nombre de San Ignacio Guazú, para distinguirla de la otra reducción  de San Ignacio a  que por aquel mismo tiempo dieron origen en el Guayrá, Paraná arriba, en el actual estado brasileño de Paraná.
      Al ser nombrado, en 1613, el Padre Lorenzana, rector del Colegio de la Asunción, recibió el Padre Roque González cargo de la reducción de San Ignacio, que aquél dejaba. Echóse de ver, desde luego, cuán acertada había sido la elección de los superiores, en el talento organizador, adiestrado con larga experiencia de que dio pruebas el nuevo misionero. Como criollo, sabia la lengua guaraní cual ningún otro de los misioneros extranjeros, a los cuales adiestró. Hecho al país y a sus habitante desde niño, sabía como aclimatarse y tratar a las gentes según su carácter; conocía el arte de echar los fundamentes de los pueblos de la manera más a propósito, el cultivo más ventajoso  de los campos nativos y en general los menesteres y recursos de primera necesidad. Persuadido de la conveniencia de dar al culto el mayor esplendor según las circunstancias, valíase de él para enseñar intuitivamente las ideas religiosas a los indios; echó mano hábilmente del teatro y de la música para apartarlos de su salvaje inmoralidad, y de otros defectos de la vida incivil. Mil pruebas de esto aparecen en las narraciones contemporáneas, donde se ve claramente como se debe en su  mayor parte al Protomártir de la América latina el sistema llamado jesuítico, aplicado con tanto éxito en las célebres reducciones paraguayas. No ha sido, como se dan a fantasear algunos, un  procedimiento apriorístico, elaborado e impuesto a la luz  de teorías exóticas por los jesuitas europeos venidos al país, sino que lo ideó en muchos de sus puntos  y lo acomodó un misionero criollo, de gran tino práctico, que conocía y, si vale el dicho, sentía las características de la tierra y sus indígenas.  Por esto, aún descontando los méritos del martirio, el Padre Roque González  es signo de perdurable memoria por su talento organizador  y sentido práctico avalorados  por la insigne santidad, que se manifiesta desde su más tierna infancia y le acompaña indeficiente hasta los postreros años de su vida.
     Adelantamos algunas de las muchas pruebas que hay, para confirmación de lo dicho.
      En el primer proceso canónico, hecho en Buenos Aires en 1629, que se conserva hay manuscrito en el Archivo de la Nación, de la Capital Federal, atestigua aquel celebérrimo  santo franciscano Fray Luis de Bolaños de su íntimo amigo:

lunes, 5 de septiembre de 2016

APUNTES HISTÓRICOS SOBRE EL PROTESTANTISMO

L
os acontecimientos que comienzan hacia fines del siglo XV son trascendentales, pues en pocas décadas se trastornó el mundo, desintegrándose paulatinamente la Ciudad Católica y dando comienzo a la Edad contemporánea, o como quiera llamársela, la edad de las fantasías utópicas e irreales, la Edad usuraria, del contrato sobre la palabra de honor, la Edad del predominio judeo-calvinista,  que está concluyendo en la herejía modernista y el enfrentamiento teológico cada vez más claro entre cristianismo y judaísmo.

Los Reyes católicos, personajes eminentes de esa época, con el auspicio de la Iglesia instauraron la Santa Inquisición y expulsaron a los judíos recalcitrantes de la Península Ibérica,  para preservar su integridad; y de otras ciudades europeas; recalando al fin los marranos en los Países Bajos; luego los Reyes reconquistaron España acabando con el predominio de los moros, y gracias al descubrimiento de América,  la evangelizan y civilizan.

En 1499 finaliza el maravilloso arte místico de Brujas y comienza el de Amberes, imitando al Renacimiento italiano, perdiendo espiritualidad (José Pijoan, “Summa Artis” t. XV); para finalmente, inspirándose en  el  espíritu judeo-calvinista, degradarse en  Ámsterdam pintando  burgueses enriquecidos y rabinos,  paradigmas de las nuevas ideas anticatólicas. En esos  cuadros de Ámsterdam “no hay un acto de la vida de aquel país que no se encuentre explicado. Todo está allí, excepto lo que, a fin de cuentas, importa al hombre, esto es: Dios, la batalla del conocer, la pasión y la muerte”. (Basin, citado por Pijoan); a esto quedó reducido el arte, y en consecuencia la religión  en Holanda: a  la búsqueda del oro, contra los valores cristianos. La degradación del arte, bajo la inspiración mundana de los nuevos artistas, testimonia, pues   corre pareja a la degradación económica, política y religiosa del judeo-calvinismo.

A fines de la segunda década del siglo XVI se desató la soberbia de Lutero, y unos pocos años más adelante la lujuria de Enrique VIII. En 1531 nuestra Madre Guadalupana se apareció ante Juan Diego, rescatando América de las garras del demonio. En 1534 Calvino abjura y apostata. En 1540 Pablo III confirmó la Compañía de Jesús, misioneros admirables en América. Un año después Calvino instauró la Teocracia totalitaria y más salvaje que uno pueda imaginar, en Ginebra, para años  después enraizarse en  los EEUU.

ORÍGENES MASÓNICOS DE LA REFORMA

miércoles, 24 de agosto de 2016

ALGUNAS OBSERVACIONES SOBRE  LOS PRINCIPALES  HEREJES  CREADORES DEL PROTESTANTISMO

(Primero de una serie de artículos que publicaré sobre el Imperialismo judeo-protestante).                                                                    

A
conteció en cierta época histórica, que Belloc llamó la ‘Edad oscura’, pues fue la preparación para el esplendor luminoso de la Edad Media –tan denigrada aviesamente por los enemigos del catolicismo-, que Dios Nuestro Señor, quizás para probar la integridad religiosa  de los hombres, permitió que  se lanzaran nuevamente  a volar ciertas palabras hirientes que ofendían la razón humana, masculladas  por filósofos espurios y teólogos talmudistas,  afirmando la pretensión de ‘endiosar’ al hombre; pronunciadas en casi inadvertidos conventículos, contra la filosofía de Aristóteles y Santo Tomás, basada en  la realidad  y la verdad de los seres y de la naturaleza humana, para desacralizar la teología.

LUTERO, EL FRAILE QUE SEPARÓ AL HOMBRE DE DIOS

M
uchos años después, Lutero encaramado en el  taco de un enorme árbol descuajado,  en el claro de un monte que bordea Wittenberg,  arrojando se hábito al viento, fue ungido  por  las furias   de la soberbia,  mientras a su alrededor un  aquelarre con los malditos de todos los tiempos, sus inspiradores y servidores: herejes, satánicos,  talmúdicos, gnósticos y maniqueos, y la monja renegada,  exaltada  de lujuria, brincaban   al grito  de  ¡amo y señor! Entonces Lutero, el nuevo profeta  que encarnaba el resentimiento y la soberbia acumuladas a través de los siglos, en medio de la turbamulta, viendo  en el valle, en lontananza,  las torres de la catedral de Wittenberg, comenzó a bramar sus imprecaciones: ¡Soy el predestinado para demolerlas! ¡Acabaré con la prostituta de Roma!  

(Así imaginé esta escena, tan realmente como si la hubiese contemplado con mis propios ojos espantados; y aunque, como es de suponer no existen documentos históricos que la atestigüen, no pudo haber ocurrido de otra manera).

En SISINONO, del  verano 2015, “Speculator” describió  perfecta y definitivamente  la verdadera personalidad de  Lutero, comentando el excelente libro del profesor Georg May, “La Trampa del Ecumenismo”, escrito cuando los ‘progresistas’ vaticanistas comenzaron a magnificar a Lutero, para satisfacer su manía ecumenista: “Ante todo, ha de rechazarse una iniciativa que los ecumenistas están poniendo por obra  desde hace tiempo: la de revalorizar a Lutero, como si no hubiese sido bien comprendido o interpretado. “Hay hombres píos y ejemplares en el luteranismo, pero el fundador no se encuentra entre ellos”. Sus defectos morales e intelectuales son harto conocidos: fue un fraile que rompió sus votos, que cedió a la sensualidad, a la soberbia, a la ira, al odio. Se idolatraba a sí propio (personalidad astuta y agresiva, fue polemista violento y habilísimo, y, al mismo tiempo, sutil y desenvuelto en sus sofismas hermenéuticos). Incitó  a las masas el odio contra el Papa y contra los católicos valiéndose de una ‘libelística’ canallesca.  No es justo considerarlo un  “reformador”. Fue un destructor de la fe, de la Iglesia, un sembrador de discordias: un auténtico Atila. Se sirvió de los males que afligían a la Iglesia militante en su tiempo como pretexto para rechazar la sana doctrina y sustituirla por su interpretación personal  de la Escrituras (interpretación que pretendía conseguir la cuadratura del círculo, esto es, conciliar la salvación con la libertad de un sujeto que quería continuar siguiendo los impulsos  de la carne y del orgullo)”.

viernes, 29 de julio de 2016

Cristo Rey
ESTA PASTORAL COLECTIVA DEL EPISCOPADO ARGENTINO, QUE OFREZCO A CONTINUACIÓN,  ES LA DOCTRINA INVARIABLE DE LA IGLESIA DE JESÚS, UNA, SANTA, CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA, NEGADA POR LA IGLESIA (SECTA MODERNISTA), SURGIDA DEL ÚLTIMO CONCILIO, POR ESTAR IDENTIFICADA CON  LA  IDEOLOGÍA MASONICA DE LAS NACIONES UNIDAS. ESTO ES DURO Y LAMENTABLE DE ESCRIBIR, PERO  NO ENCUENTRO UNA RAZÓN VALEDERA QUE ARMONICE  LA ANTINOMIA ENTRE  LA DOCTRINA DE LA IGLESIA, TAL CUAL LA LEEREMOS A CONTINUACIÓN Y LA DOCTRINA MODERNISTA  PROFESADA EN EL VATICANO .
NOTEMOS QUE YA EN ESE ENTONCES SE DENUNCIA LA CORRUPCIÓN MORAL DE LOS INDIVIDUOS Y DEL  ESTADO LAICO, Y SE ENSEÑA QUE LA ÚNICA SOLUCIÓN  ES  RELIGIOSA :  EL REINADO DE CRISTO SOBRE NUESTRA PATRIA.  SU JUSTICIA Y CARIDAD IMPREGNANDO LA MORAL INDIVIDUAL, SOCIAL Y POLÍTICA. SOLUCIÓN QUE NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE  MENCIONA, Ni  POLÍTICOS NI PERIODISTAS, Y MENOS AUN LOS OBISPOS,  TODOS PREOCUPADOS POR LA SUBA DEL DÓLAR.
Conmemorando los 25 años del Congreso Eucarístico Nacional presidido por el inolvidable Cardenal Eugenio Pacelli,

Copiada del diario “El Pueblo”, de Buenos Aires, 1º de marzo de 1959.
CONFESIÓN PÚBLICA DE CRISTO  Y SU DERECHO A INFORMAR NUESTRA VIDA SOCIAL

C
uando el ángel del Señor se apareció a los pastores acampados en los alrededores de Belén para participarles el nacimiento del Salvador, les dijo estas memorables palabras: “Os anuncio una gran alegría que será para todo el pueblo” (Luc. II, 10). Hoy los Obispos de la República Argentina, nos dirigimos a todos vosotros, amados sacerdotes y fieles, para comunicarnos una nueva, que será motivo de gran gozo y fervoroso entusiasmo: la celebración del VI Congreso Eucarístico Nacional en la ciudad de Córdoba, del 7 al 11 de octubre del presente año.
      Hemos elegido esta fecha, porque precisamente en octubre de 1959 se cumplirán cinco lustros de la realización del inolvidable Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires presidido por el entonces Emmo. Cardenal Eugenio Pacelli, que fuera luego S.S. Pío XII. Quienes tuvimos la dicha inmensa de presenciar aquellas jornadas de gracia y de gloria, no podremos olvidar jamás lo que nuestros ojos vieron y lo que nuestros corazones sintieron en aquella oportunidad. “Este Congreso, dijo el Cardenal Legado, señalará ciertamente una nueva época en la historia religiosa del continente iberoamericano”. Y a fe que no se equivocó, porque los frutos religiosos y morales de aquella magna asamblea son incalculables, sobre todo en nuestro amado país.
      Nada más justo, entonces, que conmemorar su 25º aniversario con un Congreso Eucarístico Nacional, preparado con dedicación y esmero, y celebrado con piadosa unción, para renovar y acrecentar en nuestro pueblo la fe eucarística, encender en las almas la caridad y la verdadera fraternidad y ofrecer a la Majestad Divina una solemne reparación por los ultrajes y ofensas públicos y privados.
      Y así como los pastores de Belén, después de escuchar el anuncio del ángel dejaron sus rebaños y fueron de prisa para contemplar y adorar al recién Nacido, Verbo de Dios  humanado, acostado  en el humilde pesebre,  así vosotros, desde ahora debéis prepararon con fervorosas plegarias, privadas y públicas, y disponer vuestras almas para rendir el homenaje nacional y extraordinario  de adoración a Cristo, escondido en las especies del pan y del vino.
      Homenaje nacional, decimos, porque el catolicismo de toda la nación se pondrá de pié y se movilizará, sin  distingo de clase o de posición social y sin exceptuar las regiones más apartadas. Ni las más humildes barriadas, para suscitar y encauzar  una corriente desbordante de fe, de amor y de reparación hacia el adorable Sacramento del nuestros altares.
      Una vez más veremos repetirse, con la ayuda de Dios, el espectáculo reconfortante y conmovedor de multitudes de hombres, mujeres y niños, atraídos por la fuerza y la suavidad de la gracia, a la adoración rendida y a la comunión fervorosa del adorable Sacramento.

AFIRMACIÓN COLECTIVA DE FE.
T
odo el Congreso Eucarístico es expresión  colectiva de fe y de adoración a Cristo, Rey y Señor  de los individuos y familias como de las naciones, en virtud de su naturaleza divina y por derecho de conquista. En efecto, Cristo es el Hijo de Dios humanado, igual al Padre por la divinidad, “aequalis Patri secundum divinitatem”, y por lo tanto tiene una soberanía absoluta y universal sobre toda creatura, no pudiendo existir  ni concebirse cosa alguna fuera de su imperio. Es también Rey por derecho de conquista, al haber ofrecido desde el instante de su encarnación, el sacrificio de su vida, que lo consumó en la cruz, para rescatar al género humano de la esclavitud, del pecado y del demonio. “Fuisteis redimido, no con cosas corruptibles, plata u oro, sino con la preciosa sangre de Cristo” nos advierte San Pedro (1 C. 1, 18/19). A Cristo verdadera y realmente presente en la Eucaristía, Rey y Señor, que domina a las naciones, venid, adoremosle, “venite adoremus”, canta alborozada la Iglesia en la liturgia del Corpus.
      Esta adoración debe ser social y nacional, porque igualmente lo es su naturaleza soberana, o basta el homenaje de una ciudad o de una diócesis: la Nación entera está llamada a reconocer los derechos indescriptibles de Cristo a reinar con su ley de justicia y de caridad tanto en el orden social y en la legislación nacional, como en la conducta privada de las individuos y de las familias.