sábado, 17 de agosto de 2019


NOCIONES ELEMENTALES DE POLÍTICA
¡OJO!

EL PROFESOR JORDAN BRUNO GENTA ACLARA QUE TANTO LOS  PAÍSES DEMO-LIBERALES CAPITALISTAS, COMO LOS MARXISTAS/SOCIALISTAS, SON                 CONTROLADOS POR EL:                                                                    
IMPERIALISMO INTERNACIONAL DEL DINERO.
SON BRAZOS DE LA MISMA TENAZA QUE NOS OPRIME Y ASFIXIA.

“L
a Iglesia de Cristo, en forma expresa, y desde la Encíclica “Quadragésimo Anno”, del año 1931, viene denunciando la existencia de un “Imperialismo Internacional del Dinero”, que no es yanqui, ni inglés, ni francés, ni ruso ni chino, sino ateo y apátrida, con sede en todas las capitales, principalmente en las grandes potencias. El Imperialismo Internacional del Dinero opera por medio de poderes multinacionales que mediatizan a los gobiernos de las naciones y hacen caso omiso de las aparentes soberanías políticas que no existen más que en las formalidades legales y en las representaciones nominales de los grandes organismos como la OEA y la UN. Los titulares del único imperialismo que domina el mundo son un reducido grupo de judíos y de cristianos renegados. Nada tiene que ver con cuestiones raciales o nacionales; es una cuestión teológica fundamental: el verdadero Señor del hombre y de las naciones ha sido sustituido por los falsos señores del dinero, y los señores del dinero regulan y explotan, cada vez más impunemente, a los Estados de economía capitalista y a los Estados de economía socialista. Es un hecho notorio que los grandes consorcios plutocráticos operan, por igual, en USA y en  URSS, en Francia y en China, en Alemania Occidental y en Alemania Oriental, en Argentina y en Brasil…”.

JORDAN BRUNO GENTA.

Nota del blog: Este pensamiento es claro, actualísimo y definitivo, como todos los del profesor Genta. Ejemplos escandalosos de esta intromisión imperialista los soportamos durante los gobiernos KK y el actual de Makri. El Imperialismo Internacional del Dinero es un movimiento fundamentalmente teológico para desraizar y corromper las naciones, sometiéndolas para usufructuarlas. Esos gobiernos son DÓCILES PERSONEROS DEL CAPITALISMO ATEO Y APÁTRIDA; cada uno de ellos con políticas aparentemente diversas, pero con el mismo propósito de mantenernos como factoría.                                                                             Actualmente con el pretexto de la escandalosa política, liberal y cipaya makrista, el periodismo, siempre al servicio del Imperialismo, publicita a todos los partidos o movimientos subversivos, sean piqueteros, “sociales”, indigenistas, homosexuales, etc. El Régimen, entonces, a través del periodismo ofrece al pueblo la alternativa falsa, entre votar por el marxismo montonero corruptor de los KK o el liberalismo cipayo sostenido por “cambiemos”. Ninguna de ellas es alternativa válida contra el Imperialismo. No defienden ni promocionan moral y económicamente a los más necesitados, ofreciendo trabajo digno; están destruyendo a la clase media y baja, y arruinando al empresariado.

viernes, 16 de agosto de 2019


UNITARIOS, MONTONEROS, “MAPUCHES”.

Estas tres bandas de forajidos y asesinos que asolaron y asolan nuestra Patria, aun considerando las diferencias propias de las circunstancias históricas y del diverso planteo militar que emplearon, coinciden en aspectos fundamentales, demostrando la existencia y el maniobrar de un Imperialismo supremo, judeo-calvinista, con un poder político inmenso, que tras la careta del Imperio británico o del yanqui, a través de nuestra historia coinciden en violar la Soberanía nacional, porque así lo exigen  sus intereses políticos y financieros:  balcanizar  nuestra Patria para evitar su resurgimiento.

+ Las tres bandas fueron instruidas, financiados y auspiciadas desde el exterior, con el fin de tronchar la grandeza argentina.
+ Inclusive han utilizado fuerzas militares extranjeras mercenarias.
+ Difaman a las Fuerzas Armadas de la Nación, y agreden a sus efectivos, paralizando su poderío.
+ Practican la guerra de guerrillas, guerra sucia, propia de bandoleros o piratas; que debería reprimirse terminantemente, con las armas legales, pues son verdaderos malhechores.
+ Emplean indiscriminadamente el terrorismo contra víctimas inocentes para amedrentar a la población.
+ Cuentan con el apoyo propagandístico del imperialismo, que exaltando subrepticiamente el accionar de esas bandas. invocan los slogans ideológicos de siempre: derechos humanos, discriminación, etc…; con el fin de detener la justa e indispensable represión;
+ El periodismo internacional en su gran mayoría oculta los móviles verdaderos del accionar de estas tres bandas subversivas. Y el periodismo comercial en su gran mayoría lo respalda.
También, por supuesto, se suman los políticos cipayos.
Las tres bandas usufructúan el liberalismo del Régimen que nos sofoca; y se apoyan en la inoperancia, la lenidad, y el desprecio permanente a la Soberanía.


Revisionismo y Revolución

Interesante artículo publicado  en la revista ULISES, abril 1967, sin firma, titulado: ¿La Revolución, para qué?, del que extraje  unos párrafos que fueron dedicados a relacionar el revisionismo histórico con la  necesidad apremiante, ya en aquella época, de realizar la Revolución nacional; aspiración que  subsiste, pues las condiciones degradantes y corruptoras la hacen  cada vez más imperiosa; aunque esa Revolución está más  y más lejana de concretarse, por la incidencia  del derrumbe moral y político de estas últimos decenas. Al finalizar los mismos, me permitiré escribir mi opinión al respecto.

      La República asiste, todavía confusamente, al despertar de la conciencia revolucionaria nacional. Este es evidentemente: en todas partes militares y civiles de toda condición, coinciden en repudiar con toda firmeza y asombrosa unanimidad la regresión impuesta al país desde el poder por la finanza internacional encarnada en una subclase de tecnócratas y amparada por un grupo de generales.
      La conciencia revolucionaria: he aquí la piedra de toque del problema nacional. Quizá por primera vez en nuestra historia del siglo XX, el pueblo total, la íntegra comunidad de los argentinos que se saben y se sienten tales, aspira de manera conciente y firme a conquistar el Estado. No es ésta la oportunidad de recorrer retrospectivamente los presupuestos de la conciencia revolucionaria nacional. Pero no hay duda que ella se alimenta de dos elementos contrapuestos –positivo el uno, negativo el otro-, que por ahora se hallan disponibles para todo argentino que lo sea realmente. Ellos son el dominio del pasado histórico y la certeza de nuestra alienación económica.
      No cabe duda que el único fenómeno contemporáneo realmente positivo para el desarrollo de nuestra conciencia revolucionaria nacional, ha sido el auge y definitivo triunfo del revisionismo histórico sobre la llamada “historia oficial”. El revisionismo ha demolido la fábula trabajosamente urdida por los traidores, hijos de los traidores de Caseros. La coherencia del esquema liberal presuponía la adscripción integral al dogma del progreso indefinido de la República. La civilización era riqueza, la barbarie atraso. No hubo demasiados problemas mientras el país, entregado a los imperios ”progresistas” asimilaba desordenadamente  los avances de la técnica. La generación del centenario no dudó nunca del dogma liberal; la abundancia era una prueba de la verdad de los Sarmiento, los Mitre, los Alberdi.
      Pero bastó que –como decía Scalabrini Ortiz- la libra se fuera de $11,45 a $12 y 13 para que toda la forzada arquitectura del universo liberal se resquebrajara… La conciencia histórica sirve a la comunidad para ver con la lente exacta los actos inicuos de los herederos de Rivadavia, Echeverría y Urquiza…

Comentario nacionalista:  el revisionismo histórico realizó una obra intelectual patriótica gigantesca en pro de la identidad argentina; pero sus verdades no cuajaron en el pueblo, que continúa siendo profunda e  inconscientemente  liberal. El pueblo –la comunidad- está satisfecha en su ignorancia, con las mentiras propaladas por la escuela de Sarmiento; y se resiste a aceptar la verdad histórica. Hable usted mal de Sarmiento y bien de Rosas y lo comprobará. Niegue los crímenes adjudicados a Rosas y será el hazmerreír… o tildado de nazi. La  propaganda masónica bien se cuidó de que el revisionismo no haya llegado al pueblo.  Si el Estado argentino rindiese culto a la verdad histórica, podría hacer explotar un entusiasmo patriótico popular exaltando la política del Restaurador y sus federales; denigrando y acusando simultáneamente la traición de los unitarios, acabando con  la mistificación histórica liberal del Régimen corrupto y cipayo.. Mientras éste subsista, sin asumir un espíritu revolucionario, Argentina continuará siendo un país falsificado e irreal, carente de auténtica soberanía y grandeza, incapaz de levantar cabeza.  Y si no aparece un hombre providencial, movido por la mano de Dios, capaz de ejercer patrióticamente el poder político, la íntegra comunidad de los argentinos continuará durmiendo políticamente al ritmo angustioso de la miseria.


       

martes, 6 de agosto de 2019


El Nacionalismo es políticamente aristocrático
PADRE LEONARDO CASTELLANI.

“Una vez por año, el día del cumpleaños, uno puede hablar de sí mismo. Hablemos de “Cabildo”. Consolémonos del problema de la rebelión de las masas con este principio de solución, pequeñito y a cinco el número. Somos chicos como la pimienta, como una redoma de perfume, como la suerte del pueblo, como todo lo que es aristocrático.  Porque “Cabildo”, aunque nos esté mal el decirlo es aristócrata. Quiere decir que “Cabildo se dirige al pueblo y no a la masa. Sólo el aristócrata ama al pueblo, porque el aristócrata necesita del pueblo, no para ser su sanguijuela como el demagogo, sino para ser su cabeza; y en todo amor hay una necesidad, como ensenó Platón en el Convite y cantó el poeta español Vicente Medina en el poema: ¡Mira que te necesito! ¿Cómo no va a necesitar del pueblo una real aristócrata, si es la forma del pueblo y la forma no puede existir sin la materia? Pero no todos los que dicen en la Argentina: “¡Oh peuple nous t’aimons inmensement!” son reales aristócratas. Hay algunos que se creen muy aristócratas porque tienen plata, entienden de caballos, leen la revista “Saber vivir” y llaman al pueblo chusma mugrienta. Y el que inventó esa expresión de chusma mugrienta en la Argentina fue el poeta Almafuerte, el cual era plebeyo hasta los caracuses, tanto que creía que Jesús era chusma y que había nacido de la presión de la chusma, de una presión sobre la chusma. Y así cantó:

“La presión secular oprimiendo                                                                                                                de la  fétida chusma la entraña…”

Y Jesús fue en realidad aristócrata y pueblo a la vez. Nació de la entraña sacra de una niña regia, de una mujer pobre, de la sangre real, por presión inmediata de Dios…”.+

Comentario nacionalista: De las batallas que libra la barbarie anglo-yanqui contra el orden político tradicional de la Cristiandad; y son muchas cubriendo todos los frentes, esta que destaca el padre Casterllani, consiste en desacreditar e infamar a la auténtica aristocracia, - o sea a los mejores en la función política-, servidores del Bien común; aristócratas que servían en la milicia y en el sacerdocio, y cuyos pergaminos estaban avalados por el mérito y el deber cumplido.                                                           
La barbarie demo/liberal impuso, en sustitución, una clase política mamonística, que detenta y ostenta todas los vicios y abusos que Hollywood se dedicó a divulgar, imponiendo falsas ideas de la verdadera aristocracia para denigrarla, y hacerla repudiable.                                                                                                                          
Fue tan arrasador el triunfo del juedo/calvinismo anglo/yanqui, para defenestrar a la aristocracia auténtica, que la nueva clase mistificada, corrupta e incapaz, sobornada por el capitalismo, es la que actualmente gobierna haciéndose llamar procazmente “democrática”. Esta nueva clase ocupa los tres “poderes”, la totalidad del Estado, no en orden al Bien común, sino en orden al propio, por ejercer un política demagógica y enemiga del pueblo.
El Padre Leonardo Castellani nos enseña, con pocas palabras, la magnífica idea de que el Nacionalismo argentino no es ni debe ser populachero, o sea corruptor del pueblo con utopías liberales o marxistas, absurdas e irreales, que nunca se concretarán; sino amante del pueblo, jerarquizándolo y moralizándolo, con palabras y hechos verdaderos, como hizo el federalismo, al aplicar  una política aristocrática que enaltecía al pueblo, a los políticos que la ejercían y  dignificaba a la Nación soberana.
  

sábado, 3 de agosto de 2019


OSVALDO SPENGLER
EL HOMBRE DE HONOR Y EL PLEBEYO

Ya en las tribus germánicas se le designa, en forma casi mística, con la palabra honor. Este honor era una fuerza que impregnaba toda la vida de las estirpes. El honor personal era sólo el sentimiento de la responsabilidad incondicional del individuo por el honor de su clase, de su profesión, por el honor nacional. El individuo vivía la existencia de la comunidad, y la existencia de los otros era al mismo tiempo la suya. Lo que él hacía arrastraba consigo la responsabilidad de todos. En aquel tiempo, el hombre moría anímicamente cuando llegaba a ser un “deshonrado”, cuando su sentimiento del honor o el de los suyos había sido herido mortalmente, ya por culpa propia, ya por la de extraños. Todo aquello que se llama deber, el supuesto de todo verdadero derecho, la substancia fundamental de toda moral noble, se basa en el honor. El campesino y todas las profesiones, el comerciante y el oficial, el empleado público y las antiguas familias reales tienen cada uno su honor. Quien no lo tiene, a quien “eso no le importa”, es decir, el que no siente la necesidad de estar colocado decentemente ante sí y ante sus semejantes, es “plebeyo”. Eso es lo opuesto a la distinción, en el sentido de toda verdadera sociedad, y no la pobreza ni la falta de dinero, como ha creído la envidia de  los hombres actuales, después que se perdió el instinto para apreciar la vida y la sensibilidad distinguida; ahora, que las maneras públicas de todas las “clases” y “partidos” son igualmente plebeyas…

Comentario nacionalista: De la profética obra: “Decadencia de Occidente”, escrita por el eximio filósofo de la Historia, Osvaldo Spengler, extraje estas ideas de absoluta actualidad, el aplebeyamiento, como él lo llama, plaga inmoral, que se manifiesta como mal gusto estético,  trato grosero,  vileza personal,  irresponsabilidad social, y  corrupción política; en definitiva, todas las actitudes que exalten impúdicamente al  propio YO.

El hombre responsable que gobierna y cumple honrada y heroicamente, con su deber a Dios, al prójimo, y a sí mismo, es un hombre de honor, un servidor del Bien común; que relega sus intereses personales. Pero en esta época inmoral esta virtud política y social, ya abandonada, hace reír a los políticos democráticos plebeyos, porque se ha generalizado e impuesto la moral de situación: “el que no afana es un gil”. Desgraciadamente, tanto se divulgó el “aplebeyamiento”, que ya pocos valoran la nobleza moral y el honor personal, sino, por el contrario, reverencian e imitan, si pueden, al demagogo, al adinerado, y al que hizo famoso la TV.                                                                                                                  

También los grupos de clase o sindicales, plebeyos muy ufanos, con ínfulas belicosa, reclaman “derechos” a troche y moche, la mayoría de las veces absurdos y prepotentes, sin nombrar jamás los deberes que los obligan. Sin considerar que el egoísmo de los “derechos”, está hundiendo políticamente a la sociedad, aumentando la miseria popular, y alejándola cada vez más del Bien común y la grandeza nacional. Cuantos más “derechos” usufructúan, más pobreza caerá sobre ellos.                                                                                                                                                                                                   
Lamentablemente el resentimiento, la lucha de clases y la violencia, son el único camino, sin solución, que ofrece el liberalismo/marxismo para reclamar los derechos de la gente, aun los válidos y honestos. ¡Porque nadie representa verdaderamente al pueblo! ¡Ningún político democrático asume la enorme responsabilidad, la carga, a veces ingrata, de gobernar en orden al Bien común! Por el contrario, tan degradada está la política demoliberal, que necesita, para sobrevivir, fomentar dialécticamente los reclamos injustos y las luchas intestinas; creando esperanzas ficticias y utópicas. La democracia liberal y el marxismo sobreviven gracias a las más ridículas e irreales utopías.                                                                                                                                                                                              
Ante esta degradación, el Nacionalismo proclama la vigencia del culto del HONOR, honor político, social, familiar, conyugal, que se obtiene “sirviendo”, porque servicio es el nombre del amor cristiano. El hombre de honor, en cualquiera de sus actividades, es el solidario, el que se entrega, el que sirve al prójimo; en orden a su vida terrena y futura. Mientras que el plebeyo, individuo egoísta y ambicioso, impuesto por la moral liberal, es el usurpador de lo que no le pertenece. El gobernante honorable tiene:
“VOCACIÓN DE SERVICIO”.

“Años Decisivos”, ed. Ercilla, 1934, pg.66.




¡HOY COMO AYER!
¡PERIODISMO VENAL!
EL PÈRIODISMO COMERCIAL, “SIN CONTROL Y SIN CONCIENCIA”, O SEA TODO EL PERIODISMO MASIVO,  EN MANOS DE LOS ENEMIGOS DE DIOS Y DE LA PATRIA, informa y “forma” la opinión pública promoviendo la subversión.
Presento el testimonio de tres eminentes intelectuales:
1º) Padre Gabriel Riesco
2º) padre Leonardo castellani
3º) henri de man

Padre Gabriel Riesco.

Extracto del Capítulo  “Fetichismo”, del libro : “Liberalismo y Catolicismo”, -A propósito de algunas ideas de Don Gregorio Marañón- , pg. 55/56, Imprenta Guadalupe, Bs.As. 1938,  escrito  por el recordado sacerdote agustino

L
a segunda significación de no ser liberal, según el  Dr. Marañón, o sea ser “enemigo del pueblo”, de los pobres, es uno de los tantos tópicos de que han usado y abusado los liberales contra el Catolicismo para desprestigiar la religión y engañar al pobre pueblo. ¡Quizá a esto pueda llamarse labor creadora del liberalismo! Y si esa mentira conserva intacto su prestigio en muchas mentes se debe en gran parte a una prensa sin control y sin conciencia creada por el liberalismo cuya norma en toda su historia ha sido la ocultación sistemática de la verdad. Pero, gracias a Dios, la luz se va abriendo paso y la historia va dando también su fallo al respecto, señalando con el dedo quienes son los enemigos verdaderos del pueblo, y deshaciendo de una vez por todas, aunque a costa de mucha sangre, ese fetichismo absurdo, inventado, como tantos otros, por la malhadada Revolución francesa y propagado por la prensa liberal para sembrar la confusión y sumir a los hombres en la apostasía y a los pueblos en la barbarie “civilizada”.

La prensa moderna en todas sus formas es el gran responsable de este estado de confusionismo en que hoy se debaten los pueblos. Con el agustino P. Teodoro Rodríguez, paladín incansable de las cuestiones sociales, “confieso ingenuamente que cuando contemplo el ambiente intelectual respirado por la mayor parte de los obreros, formados por libros, folletos, revistas, periódicos, hojas de propaganda…, lanzados por millones a la vía pública saturados de conceptos esencialmente disolventes, de conceptos de rebelión contra todo lo divino y humano, de menosprecio y escarnio para la  virtud y del halago para toda pasión malsana, me asombro de que la anarquía no impere sobre la sociedad como reina feroz del exterminio y el mundo no esté ardiendo por los cuatro costados. Y una de las grandes iniquidades que clama venganza al cielo y pide un rayo purificador de tanta bajeza y de tanta infamia, es el que con toda esa literatura de desorden, de halago, de pasiones, de inducción al atropello y al crimen, impulsora de luchas fraticidas, de completa disolución social no es en su mayor parte hija de una idea noble y levantada que, aunque errónea, sería digna de respeto, sino que procede de sórdida avaricia de individuos, de Casas Editoriales y de Empresas periodísticas  que realizan grandes ganancias y viven espléndidamente envenenando a la sociedad. Es decir, esa literatura, en su mayoría, es hija de un negocio asqueroso, de una farsa indigna,  de una explotación repugnante de la ignorancia y de las pasiones del obrero. Este es el más infame de los comercios, que subleva a toda conciencia honrada y para la cual Ruskin tiene frases de fuego”.

Al gran Eugenio Montes le oí una frase feliz cuando dijo, con visión clara del momento, que el periodismo es la gran desgracia moderna. Sé que hoy es una necesidad, pero no por eso deja de ser una desgracia. De este periodismo moderno, sin control y sin conciencia, se valen los agitadores profesionales para adulterar la historia, obscurecer la verdad y extraviar los espíritus. ¡Triste comprobación de una realidad desdichada! Baldón eterno para una civilización tan bárbara y para una época de mercantilismo feroz, en la que la conciencia se vende y las ideas se compran y el dios-dinero ejerce la máxima influencia en los destinos de la humanidad.

De donde resulta que el que más dinero tiene, aunque sea el más bruto, impone su orientación al pensamiento y sus directivas a la sociedad. Y bien sabemos en qué arcas se esconde ese ídolo miserable y de qué palacios sale la voz de mando de ese tirano sin entrañas…”
*

Padre Leonardo Castellani

Extracto del  Capítulo: ”Lo que educa al pueblo”, del libro: “Reflexiones Políticas”  (Editorial Signum SRL, 1977, pg.17); escrito por el añorado Padre Leonardo Castellani:


“Lo que me extraña es que no haya producido mayores ruinas. Eso fue debido a la “buena pasta” de muchos maestros –que parece van deviniendo pocos.

Lo que educa al pueblo es, por orden:

- El culto religioso, predicación comprendida.
- El ejemplo de los de arriba (“cual el rey tal la grey”).
- Las diversiones o regocijos usuales.
- Las fuentes de información.
- Los “instructores” intelectuales por medio de clases, cursos o conferencias.

Tomemos por ejemplo esa cosa tan inocente que es la “información” “La Argentina tiene la gloria de tener uno de los diarios más grandes del mundo”…

Si, cuando la gloria se mide por los volúmenes.  La prensa “grande” es simplemente una pieza de la “ocupación” del país por lo foráneo o foraine. Por eso existe tan obsesiva preocupación por “la libertad de prensa”, la cual ha sido elevada a principio religioso y presentada como una cosa intocable y sacrosanta.

Ni los reyes ni los santos de antes han tenido los privilegios que para si reclaman los potentados que están agazapados detrás del “periodismo”: o sea, por la burguesía capitalista, dueña de la Prensa “grande”. Libertad de prensa no significa ahora libertad para los que leen; sino privilegios para los que prensan. Y así nuestra “prensa” es muy mala, o antinacional, o herética o disolvente, o… todo junto. Donde esto se da ¿cómo va a poder levantarse una nación? El pueblo está siendo pertinazmente deseducado deste modo.

La “Libertad, libertad, libertad” del liberalismo ha producido la deseducación institución-alizada”.
*

Henri De Man.

Algunos párrafos, entre otros muy importantes dedicados al periodismo venal, en su libro: “La Era de las Masas y el Declinar de la Civilización”  (Ed. Freeland, 1953, pg. 119).

“En materia de prensa se produce entre los periódicos una carrera de la que sale vencedor el que aporta más de prisa la noticia más reciente y más sensacional. Por cierto que noticia no significa necesariamente verdad. Desde el punto de vista comercial, es mucho mejor publicar antes que nadie una noticia falsa, que publicar una exacta que llegue demasiado tarde. Pues en primer lugar, la mayoría de los lectores –como por otra parte la mayoría de los periodistas-, no tienen la posibilidad de controlar la exactitud de las informaciones que les proporcionan las agencias, las asociaciones, los corresponsales de prensa, etc. Y en segundo lugar , la venta del periódico no se resiente en absoluto por el hecho de que sea menester de cuando en cuando rectificar una noticia falsa o “dejarla caer” discretamente, publicando otra que la contradice. La mayoría de los lectores no se detienen en ese género de informaciones menos visibles, y si las advierten, en general han olvidado casi de lo que se trataba, y han dejado de interesarse por la cuestión, una vez agotado el encanto inherente a las informaciones sensacionales.

[…] El mal no sería tan grave como lo es en realidad si la transmisión de las noticias fuera una cuestión de pura información. Pero el hecho es, que, en un periódico, las noticias tienen ahora por objeto formar la opinión. Desempeñando con ello el papel que antaño era esencialmente el de los artículos de fondo. En nuestros días las cosas ocurren de tal modo, que cualquiera que controle las fuentes de información tiene en sus manos la opinión pública por entero. Su influencia es tanto más poderosa y más segura cuanto más pérfido es su método. En estas condiciones ni siquiera es necesario falsificar los hechos (lo que ocurre pese a todo muy a menudo), para orientar en ciertas direcciones las simpatías y las antipatías de los lectores.

[…] Así hay que maravillarse sin cesar del gran número de personas, por lo demás cultivadas y dotadas de buen juicio, que emiten con seguridad y convicción, sobre acontecimientos lejanos de que personalmente no tienen conocimiento alguno, juicios que sólo son en realidad el eco de lo que han leído en su periódico… (el sentido crítico no tiene razón alguna para despertarse e intervenir)…*





+ LIBERALISMO: 

“Volví la vista a la Argentina y a mi pequeño auditorio, y me di cuenta de que aquí el Liberalismo no merece ni mucha investigación ni mucha discusión; de que casi es de mal gusto y casi es de asco el tocarlo; de que aquí ha sido brutalmente importado, y no ha tenido ni doctrina ni inteligencia ni siquiera buena fe; que no ha producido ninguna obra maestra en ningún género –excepto la novela Amalia, sólo que nadie la puede leer-, sino solamente los enormes males en los cuales ahora nos debatimos; y en fin que la filosofía que hay que hacer aquí acerca del Liberalismo debe ser existencialista y no esencialista; que no interesa ahora tanto conocer su esencia cuanto librarnos de su existencia”. Padre Leonardo Castellani, en “Esencia del Liberalismo”, Obras, Dictio, t.VIII,134.

lunes, 29 de julio de 2019


CANAL TLV1
DIRIGIDO POR
JUAN MANUEL SOAJE PINTO.

EN SU PROGRAMA:  “CONTRACARA”, RECOMIENDO ESCUCHAR LOS CONCEPTOS, SOBRE ECONOMÍAY FINANZAS, DEL PROFESOR

HÉCTOR GIULIANI






domingo, 28 de julio de 2019


¿ANTICIPANDO EL GOBIERNO MUNDIAL, EN 1987?
El escándalo ‘IRONGATE’ puso al descubierto un gobierno secreto en los EEUU.                                                                                                                                                   
 ‘EL PROYECTO DEMOCRACIA’                                                                                                                                  (A CONTINUACIÓN EL INFORME ESPECIAL DE LA ’EXECUTIVE INTELLIGENCE REVIEW’, ABRIL 1987)


El 25/2/87 el New York Times divulgó información destinada a la Comisión Tower, encargada de investigar el escándalo ‘Irongate’, la peor corrupción que existió en el gobierno USA; gracias a la cual se descubrió que desde hacía cerca de veinte años venía funcionando tras la fachada del ‘Consejo Nacional de Seguridad’ (CSN), una especie de ‘gobierno secreto’ e invisible.  Esta información indicaba que una de las   claves del escándalo era una red de organizaciones social-demócratas de derecha reunidas en torno a algo que se llama ‘Proyecto Democracia’.

La Comisión Tower se vió obligada a decir, a regañadientes y con rodeos, que el problema de la vida pública de los Estados Unidos es la existencia y funcionamiento de un gobierno paralelo, informal e invisible que actúa al margen de limitaciones legales.
El Proyecto Democracia desembocó en la creación de la Fundación Nacional por la Democracia (NED).

Las bases más importantes de  las operaciones políticas de los social-demócratas de derecha han sido los social-demócratas de  los EU (SDOSA), sucursal estadounidense de la Internacional socialista;   la Liga pro Democracia Industrial (Fabiana); la Liga Contra la Difamación (ADL), de la famosa logia masónica judía B’NAI BRITH; la AFC-CIO, fachada del Instituto Americano por el Desarrollo del Sindicalismo Libre,… etc.

No hay dudas que la NED se juzgó ella misma la encargada de realizar, a título privado, lo que hace unos 20 años realizaba la CIA, como entidad oficial. Son una CIA ‘privada’ y, en ese sentido, un componente importante del gobierno ilegal secreto que va unido a mecanismos del CSN de Henry Kissinger.

O sea que esta CIA privada es el aparado de las operaciones políticas de un gobierno secreto e invisible que ante nadie responde y al que la ley no sujeta… que creció sobre todo a partir de que Kissinger fue nombrado asesor de la CSN en enero 1969.

En enero 1984 publicó la Comisión Kissinger sus famosos planes políticos que debían aplicarse (es notorio que se están aplicando) en América Latina, inspirados en el Proyecto Democracia. Consisten principalmente en :

·       DIFUSIÓN DEL PROTESTANTISMO Y DE LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN (TERCER MUNDISMO). [EL PROTESTANTISMO SE PROPONE RECREAR UNA ARGENTINA ‘REFORMADA’].
·   REDUCIR Y DESPRESTIGIAR A LAS FUERZAS ARMADAS NACIONALES DE AMÉRICA LATINA.
· LIMITAR LA POBLACIÓN MEDIANTE: ABORTOS, PASTILLAS, ESTERILIZACIONES, ETC.
·  BAJAR EL NIVEL DE VIDA DE LA POBLACIÓN, PARA PAGAR LA INACABABLE DEUDA EXTERNA.
·         ETC.

HOY DÍA EL PROYECTO ‘DEMOCRACIA’ SE ESTÁ DESARROLLANDO ESTRICTAMENTE EN AMÉRICA LATINA, FAVORECIDO, DESDE HACE DÉCADAS, POR TODOS LOS GOBIERNOS CIPAYOS QUE SE SUCEDIERON ¡SIN INTERRUPCIÓN! ¡Y SIN EXCEPCIONES!

DESDE EL COMIENZO DE LA ‘DEMOCRÁTICA’  REVOLUCIÓN ‘LIBERTADORA’, CON SU OMINOSA JUNTA CONSULTIVA, LA FACTORÍA VIENE AVANZANDO Y CONSOLIDÁNDOSE DE LA MANO DE FRONDIZI, ALFONSÍN, ETC. HASTA LLEGAR A LOS KK Y AL MAKRISMO.
                                                                                                                                                      
                                      


martes, 25 de junio de 2019


Ignacio B. Anzoátegui en:

Elogio del Héroe

Nació de padre prócer en mujer principal. Era hijo de la tierra, blanco por los cuatro costados y criollo de punta a punta, sin mezcla de melatos democráticos ni de economistas ingleses, como se llamaba entonces a los rufianes del librecambio.

Niño, galopó los caminos de la estancia paterna, y caballero de su primer petizo ya era un príncipe: quizá el príncipe Baltazar Carlos, pintado por Velázquez. Niño corrió después la pampa al azar del viento, y se adentró en el misterio de las madrugadas rumorosas de tambos somnolientos, y desveló a las siestas hipnotizadas de soles, y a la noche bordadora de estrellas le pidió, más que sueño, sueños.

Así aprendió a querer a la Patria eternamente niño; a quererla eternamente niña, en un noviazgo infantil, como de primo a prima. Así aprendió a quererla para siempre y a jugarse por ella en el recuerdo de unos ojos divinamente claros, claros  como los ojos de una prima ocultamente preferida. Así aprendió a ganarla, queriéndola por privilegio de amor, porque también la Patria sabe aquello de que nobleza de amor obliga. Así aprendió a jurarse su caballero eternamente en la musical empresa de ganarla.

Por eso el niño-caballero acudió alborozado a la defensa de la Patria que, asustadiza y valiente, se debatía frente a la prepotencia  del pirata inglés.

Por eso, por caballero, volvió a sus campos y siguió cabalgándolos, ya hombre, haciéndose el desentendido mientras en la metrópolis del Estado nuevo unos pocos abogados borbónicos se disputaban la dirección del movimiento libertador, reservado por Dios para los reconquistadores.

Vientos, más que de guerra, de corrillos y chismes, saltaban de vereda en vereda las calles de la cuidad dormida. Ni refucilos de sables ni de estrellas brillaban bajo su cielo, sino de amenazas gitanas y de puñales cobardes, hechos para clavarlos de reojo.

Por eso permaneció en sus campos: no para esperar desde la inmune indiferencia de su asilo la decisión de las armas empuñadas por realistas y patriotas, sino porque no podía – porque físicamente no podía-  pronunciarse con alma y vida, como él necesitaba hacerlo, por un bando sospechado de liberalismo, contra un bando convicto del mismo pecado.

Por eso permaneció en sus campos, hasta que la ciudad, harta ya de aventuras con letras y de manosantas metidos a taumaturgos, volvió los ojos a la realidad y enfrentándose con ella descubrió al hombre que enseñoreado de la llanura, de puro señor acudiría al llamado de la Patria necesitada.

Por señor, saliéndose casi de la vaina, se había aguantado las ganas de meterse en la guerra contra  la corte metropolitana; pero la Patria lo necesitaría luego, porque, segregada del imperio carecía de imperio para restablecer el orden perdido; necesitaba restaurar las leyes del estilo imperial, que era nuestro propio estilo nacional: necesitaba liberarse de la tiranía liberal y centralista, que inventaron para nosotros los maniquíes de la inteligencia.

Por eso, por señor, el señor de la campaña desposó a la ciudad y la hizo suya y señora. No la conquistó como guerrero, sino como amante; no como tutor sino como marido; no como vencedor sino como servidor. Como señor, en fin, que es la única manera de entregarse por entero.

Y gobernándola la hizo cabeza –cabeza con la cabeza bien puesta- del nuevo imperio del Sur.

Por eso, porque Inglaterra y Francia –la Inglaterra hereje y la Francia masónica- eran las eternas enemigas de nuestro imperio, por eso enderezó sus cañones contra ellas, y a falta de otras balas, las cargó de piedras para oponerles una respuesta de piedra. Por eso, por señor argentino, menudeó azotes y prisiones contra los conspiradores que pretendían poner a la Patria bajo el protectorado del Rey Guardachanchos.

Por señor, fue para los altivos azote y padre para los humildes, porque señor de su señorío de amor, tenía esa fina conciencia, ese fino orgullo propio de los verdaderos señores que practican una sana demagogia aristocrática; la demagogia indispensable para gobernar caritativamente, con un claro sentido paternal del poder. Porque el buen gobernante sabe –como el buen padre lo sabe- que para gobernar honradamente es menester gobernar un poco demagógicamente, ya apelando al honor nacional, ya a la necesidad del salario honorable.

Por señor, impuso su señorío y fue caudillo de caudillos; no el dominador, sino el primero entre sus iguales; no por el derecho de la fuerza sino por derecho de primero, porque nació para primogénito en todo.

Por señor, no por pelear, sino por no discutir, prefirió, abandonado de los más, antes que comprometer a sus leales, acogerse al destierro y, derrotado, pero no vencido, entregar sus últimos años a la tristeza del asilo inglés.

Por señor, el señor de la Campaña, así lo hizo, muriendo en la más enemiga isla, dueño de su soledad, como aquel otro capitán que le legó su sable para que nadie se atreviera a discutirle héroe.

Sus hombres le llamaban don Juan Manuel, con nombre de señor rural hecho a domar potros en la pampa absoluta, y de infante hecho a cazar estrellas con halcones.+

Publicado en el Boletín del Instituto  de Investigaciones Históricas Juan Manuel de Rosas, XII/1954- VII/1955.







lunes, 17 de junio de 2019


Huroneando en Mayo 2019                                                            
+ Comienza un nuevo sainete electoral, siempre actúan los mismos actores, siempre el mismo libreto, siempre la farsa. Y si aparece una cara nueva no dudes que cuenta con el aval de Soros. E inmediatamente los periodistas vuelven a bruñir los espejos mágicos para que los políticos advenedizos reluzcan  frente a la TV. Se acerca uno de esos redentores del pueblo, verdadero artista del escenario, se planta frente al espejo, se mira sonriendo complacido y ensaya una serie de muecas que seguramente encandilarán al electorado. Estos espejos democráticos son muy superiores a los que en las épocas de las bárbaras naciones, se animaban, por ejemplo, a echarle en cara a la Reina que Blancanieves era la más hermosa; espejos tiránicos que sólo decían la verdad. Hoy día los nuevos espejos, -made in USA-, tienen dañinos poderes mágicos, pues son muy canallitas, mentirosos, corruptos y sobornables, capaces de transformar a cualquier arribista en un nuevo rico amante de Mamón, con sólo adoptar el maquillaje apropiado ante el espejo; ¡para ser premiado con un suculento empleo en el Estado!. Espejitos también muy complacientes, -para eso los fabrican-, pues apenas se animarían a reprocharle al futuro candidato; ¡che, al menos laváte los dientes!, ya que se dedican a adularlo con la frase más prometedora: ¡disimulá esa cara de farsante y ladino, que se esconde tras tu sonrisa ficticia, y vas a triunfar, porque es la que ansía el soberano!

+ El político pelagatos se retira entusiasmado de escena soñando como gastar la rebosante cuenta bancaria que tendrá en Suiza. A continuación entra en escena el protagonista principal del sainete “criollo”, el “soberano” coronado por la diosa “democracia”; él también se mira al espejo, se calza la esplendente y fugaz corona de papel, -aunque al día siguiente, despierto del sueño delirante, se la arrojarán al tacho de la basura-, y no cabe en sí de gozo, pues su decisión cree ingenuamente será ley infalible, que sus representantes aplicarán democráticamente. En ese entonces acontece una casi incomprensible galimatia democrática entre la función de los dos “soberanos”. Pero como el extinto soberano de papel sólo lo era teóricamente, para que no patalee al comprobar que todo sale pa’la zurda, le fomentan la ilusión de ser permanente gobernante soberano… aunque ni gobierne ni sea soberano.  Y así queda consagrada la gran ficción democrática.
La realidad, es que los verdaderos soberanos serán sus representantes; ellos se calzan la auténtica corona férrea, toman el poder y comienzan a gobernar despóticamente. según el modo que les convenga. Son sólo representantes de sí mismos; a lo sumo del “partido”. Hacen y deshacen a su antojo, despreciando y olvidando al pobre soberano de papel que los consagró, abandonándolo como a un paria, sin Dios y sin Patria: con una mano atrás y otra delante. Y a la Nación la denigran, permanentemente sojuzgada por el Régimen unitario/liberal, que ellos representan. Sin este traslado de poderes soberanos, la teoría de la democracia política moderna caería estrepitosamente.

+ Otro sainete fue protagonizado por el hebreo “chiche” Gelbur, entrevistando al dirigente político Biondini, tildado y etiquetado como “nazi, aun antes de escucharlo, con un pie de pantalla donde se leía “Un nuevo partido nazi”. Mala fe, infamia, a que nos tienen acostumbrados el periodismo, principalmente judío, para quien los patriotas son drásticamente fascistas o nazis. El libreto del sainete era vergonzoso, pues se limitaba a abrumar a Biondini, con la principal preocupación sionista del pequeño judío: -¿Qué piensa del Holocausto?; -¿porqué hacen el saludo nazi?; ¿cree Ud. que fueron 6 millones?. La contestación a estos interrogantes es fundamental, aunque yo no soy sionista, explicaba el “chiche”; (aunque luego aclaró que todo judío era algo sionista). ¿Fundamental para quien?, para los judíos, no para los argentinos. Y asi fue como desechó preguntarle al candidato sobre sus proyectos políticos nacionales, como si los problemas judíos fuesen más importantes para nosotros, que resolver los argentinos. Una payasada, en definitiva, con ánimo de defenestrarlo a Biondini, con el epíteto ¡antisemita! ¡nazi!
+ El hijo del presidente Bolsonaro trajo a la Argentina un libro recomendado, diciendo debían leer todos los argentinos. Allí el autor afirma que cualquier método debe aplicarse para acabar con Maduro. Luego escribió que el fiscal Nisman fue asesinado por los iraníes por denunciar un plan de colaboración entre Chavez, N. Kichner y los iraníes para promover el desarrollo de la industria atómica en los países que ellos encabezaban. También destacó que tres miembros del Congreso yanqui enviaron a la Secretaria Hillary Clinton su preocupación por el incremento, a través de Chavez, del comercio entre Argentina e Irán. En definitiva, cuanto más se descubre sobre Nisman, surge más oscuridad y suciedad. Este Bolsonaro hijo, por lo visto, es fuerte defensor de los intereses yanquis, al no permitir el desarrollo de la industria atómica, ni el comercio con Irán.  Y también el fiscal Nisman incitando a los amos del norte contra los iraníes, por ser enemigos de Israel.
+ Estos Bolsonaros deberían encasillarse como neoconservadores filo yanquis. Que es decir filo judíos. Por algo el presidente Bolsonaro estableció un cuerpo diplomático en Jerusalen, considerándola capital judia.
+ Otro que presenta interrogantes y recelos es el candidato a Presidente de la Nación: Mayor de Ejército, Gómez Centurión. Sin dudar ni por un momento de su valentía y honradez, exhibidas suficientemente durante Malvinas y su gestión combatiendo la corrupción en la Aduana, virtudes desconocidas entre los políticos. ¿Se animará a combatir contra las mafias que reinan en el país? ¿comprenderá que será una guerra más dura que la de Malvinas? (aunque él no lo crea), ¿Y que los judeo/calvinistas del norte le harán la vida imposible si ataca a los cipayos? ¿Será suficiente que un Presidente combata la corrupción, instaurada en Argentina desde muchísimos años, para lograr el Bien común? ¿O que sólo demuestre algún entusiasmo cuando rechaza el aborto? Si se decide a combatir las mafias y moralizar el país, sería un casi inédito, desde la época de don Juan Manuel.
Negativamente, presento algunos síntomas que me hacen dudar sobre el éxito de su gestión. Primeramente, me parece imposible que pueda triunfar dentro del Régimen, sin sacudirse el liberalismo; pues liberalismo es y genera corrupción. Además, parece carecer de esas alas vigorosas capaces de volar hacia la grandeza nacional, diría José Antonio; quizá por carecer de conocimientos históricos revisionistas y formación política clásica. Se desea ver en él una imagen de Caudillo, tan anhelada popularmente, pero para semejante dignidad lo veo muy de capa caída: y que de ninguna manera se propone echarse encima un majestuoso poncho de Caudillo.
Esto sería frustrante, solo un cambio de figuritas, como siempre aconteció, gobiernen militares o abogados. A Gómez le otorgan espacios televisivos, nunca concedidos a algún patriota y menos a un nacionalista. –hummm, ¡por algo será!-, donde él trata de congraciarse democráticamente con todo el mundo, incluyendo personajes de la mafia política, para no ofender los castos oídos liberales.
Sin embargo, lamentablemente, emitió palabras terminantes y definitorias, que ofenden nuestros aporreados oídos nacionalistas, terminando con toda esperanza: al afirmar que su movimiento es una especie de “democracia cristiana”, y que va a actuar dentro del “Sistema”. Del sistema liberal, se entiende. Suficiente para definirlo, también a él, como neoconservador filo yanqui; desanimando las esperanzas de todo patriota.  Revivirá a Adenauer, Maritain, Luigi Sturzo, la P2, para gozo de Clarín, Prensa, Nación y todos los “medios” en general.
Aportará una cara nueva tan necesaria al Régimen para innovar los vetustos personajes del sainete, sin cambiar la trama del sistema. Será como si Gómez Centurión pretenda echar unas gotas de agua para extinguir el incendio que asola la Nación entera. ¡Macabro porvenir nos espera! Ojalá nos equivoquemos, y se aventen todas las dudas y malos presagios. ¡Y que Gómez Centurión recapacite y sea el gobernante que el pueblo ansía!
+ Era previsible. La obediencia del Régimen liberal a los amos imperialistas es escandalosa. Somos factoría y así nos quieren mantener, fieles a las históricas doctrinas extranjerizantes unitarias. En el diario El Tribuno, del 1 de junio del 2019 aparece en primera plana: “Siguen en baja los nacimientos en la Provincia. Los programas de anticoncepción entre las causas principales”.
En 2014 nacían 1205 bebes mensualmente: este año sólo nacieron 633 bebes. O sea bajó un 18%: naciendo durante ese lapso 2588 bebes menos. Los principales factores, según el diario, son:
*Planificación familiar.
*Acceso a anticonceptivos.
*Educación sexual.
*Tendencia a familias menos numerosas.
*Postergación de la maternidad.
Estos factores responde a un ominoso programa familiar, anti cristiano y anti argentino, aplicado intencionalmente, cumpliendo órdenes del imperialismo, que necesita controlar la natalidad, para ofrecer y desguarnecer enormes zonas deshabitadas, principalmente de la Patagonia, ocupándolas con mercenarios de USA, Inglaterra, Israel, China, etc. El imperialismo pretende despoblar la Argentina.  El Nacionalismo se opone terminantemente a cualquier método para reducir el nacimiento de bebes criollitos, poblando el país con resaca extranjera.
Ante tal atropello contra los intereses nacionales, al director de Maternidad e Infancia de Jujuy sólo se le ocurrió declarar cínicamente que este plan permitiría a la mujer ejercer el “derecho” de embarazarce cuando quiera, con quien quiera, y de la manera que sea; para luego matar libremente a cuchilladas al hijo de sus diabólicas entrañas. ¡Oficializan el “derecho” al aborto! La grave necesidad nacional de poblar la Argentina ni se menciona. Los asistentes sociales, psicólogos, psiquiatras, etc. son en la mayoría de los casos, una pléyade de individuos sin principios morales; materialistas, marxistas, progresistas, lo mismo da. Funcionarios indeseables, en su mayoría, puestos al servicio del imperialismo ¡Soros de parabienes con su mesnada! ¡Guay del que cae en esas manos!
+ Completando la anterior huroneada, el mismo diario, en su entrega del 31 de mayo insiste con su prédica abortista; para lo cual emplea a una “médica” feminista que se expidió con el argumento demagógico más vil, utilizado profusamente en la actualidad: la libertad consiste en contrariar la naturaleza; afirmando: “Las mujeres de Jujuy abortamos, aun frente a la desaprobación social y el estigma que implica… ejerciendo la libertad de ser o no madre”. Ser madre o no serlo, todo es igual, Cambalache, lo que vale es la libertad de negar, repudiar, odiar y asesinar. La falsa libertad totalitaria del liberalismo, que esclavizará a sus adictos.
Interrumpieron voluntariamente el embarazo, (ILE), en cualquier momento de la gestación: en 2017= 154; en 2018= 356: y para 2019 se estima en 600. ¡Vamos viento en popa!
¿Qué queda de la mujer fornicadora que no desea ser madre? Un simple objeto sexual sólo para gozar y hacer gozar. Reducidas a algo semejante a esas muñecas inflables con las que los “chicos” y viejos impotentes, “franelean”, eyaculan… y al fin las desinflan. Muñequitas cada día más popularizadas, pues cumplen el mismo rol que las de carne y hueso, son más bonitas e higiénicas, no comen ni cargosean; y a la larga son más económicas.