viernes, 8 de noviembre de 2019


El  feminismo bajo el comunismo.
Testimonios sobre la situación de la mujer y los niños en la ex Unión Soviética.

“En el curso de la guerra civil y de la revolución, el proletariado debe purificarse de todos los restos de las concepciones nutridas en el principio de la propiedad privada, abandonar las antiguas ideas sobre la religión, la moral, la familia y el matrimonio” (Riazanov).

¿Tendrán idea las imbéciles feministas del calvario que vivieron en la URSS sus camaradas, bajo la doctrina de la liberación femenina ? Poca importancia tiene para ellas saberlo. Auspiciadas por las Furias, anhelan prioritariamente exhibirse públicamente en un estado de soberbia anárquica bestial. Peor aun, la mente semi/humana de estas asesinas abortistas ha caído en tal abyección que no sería raro que, pretendiendo evadirse de todo lo que no sea su propio yo, anhelen esa vida miserable, arrastrándose por el fango; añoren el golpe tras golpe de sus amantes, según vivían sus congéneres bajo el comunismo, dominadas férreamente por sus camaradas masculinos. En estos días el ´progresismo´ imperialista les ofrece la oportunidad de achancharse legalmente., Y el periodismo de apoyarlas y publicitarlas.



( Un artículo profético, del “Libro Negro” de G. Papini ).

El congreso de los panclastas
                                                                                                                             Setebos, 5 de marzo.

El Congreso de los Panclastas –o sea, como explicaba el manifiesto, de los destructores universales estaba fijado para las cinco; pero a mi se me hizo tarde en el campamento de los zíngaros y llegué con una hora de retraso.

Un circo ecuestre que se encontraba allí de paso alojaba al Congreso. Al entrar, bajo las lonas impermeabilizadas, se notaba una confusa hediondez de establo y de matadero.  Los pocos asientos dispuestos en círculo estaban enteramente ocupados por gentes de todos los colores y edades: gentes siniestras y de mirar inquieto; caras de frenéticos contumaces, de epilépticos viciosos, de mujeres torvas y endemoniadas que no podían haber sido nunca niñas. De cuando en cuando se veía una máscara de negro encanecido, de indio color de terracota, de chino viejo sin cejas ni labios.

En el centro de la polvorienta pista se veía un enorme cajón de embalar que hacía de escenario y de tribuna. Cuando yo entré estaba encaramado en él un viejo corpulento que gritaba y gesticulaba, vestido solamente con un camisón de noche que le llegaba hasta los pies.

Esta innoble bufonada –gritaba- tiene que acabar para siempre. No queremos ser estafados y burlados. Nos han prometido la libertad, toda la libertad, y en cambio, somos más esclavos que al principio. Libertad de palabra, libertad de prensa, libertad de reunión, libertad de conciencia todas son libertades parciales y preliminares, libertades homeopáticas, para uso de las minorías burguesas e intelectuales. A nosotros no nos bastan; para nosotros apenas son otra cosa que entremeses en el gran banquete de los hambrientos de la libertad absoluta y total. Bien sabéis que junto a esas briznas de libertad destacan más aún las duras prohibiciones de la moral, las viejas esclavitudes de la ley.

Según nuestra doctrina, es una ofensa a la libertad del hombre cualquier limitación, por mínima que sea a los instintos más naturales, y a los deseos más comunes de nuestra especie. Y vosotros sabéis cuales son los deseos fundamentales del hombre: el de apropiarse de aquello que necesita, aunque pertenezca a otro, el de quitar la vida a los que amenazan nuestros intereses y nuestras satisfacciones; el de poseer a todas las mujeres que nos gusten, vírgenes o casadas. Estos son los instintos secretos y profundos de todos los hombres, de cualquier raza o condición, incluso de los que crean y aplican las leyes, sin exceptuar a los jueces, a los carceleros, y a los verdugos.

jueves, 31 de octubre de 2019


MIENTRAS EL REBAÑO SE DIVIERTE, LO MANDAN AL MATADERO…; PERO TIENE SUERTE SI LO ALOJAN EN UN SANATORIO PSIQUIÁTRICO.

El artículo que publicaré a continuación, expone un tratamiento muy efectivo, psicopolítico extremo, ¡CIENTÍFICO! utilizado en la URSS, para domeñar a los bolcheviques con iniciativas propias. que demuestren algún indicio de disconformidad con el régimen. Pero antes de continuar con el artículo, unas palabras del blog como introducción.

En todo el mundo moderno se aplican habitualmente diversos métodos para defenestrar opositores; que nacieron de la mano de la guillotina democrática, fraterna e igualitaria. Se los puede asesinar para eliminarlos físicamente; o se los calumnia para eliminarlos social y políticamente; y también se los puede recluir en sanatorios para dementes, para librarse de su presencia. Todos estos sistemas son muy efectivos, todos perversos e inhumanos. Se llegó a un extremo donde el odio domina todas las relaciones sociales, para aplastar al opositor o al disidente, con un afán inescrupuloso de obtener fama. poder y dinero.

Jean Madiran en “Nosotros los perros”, por ejemplo, denuncia como eclesiásticos progresistas, denigran sistemáticamente a sacerdotes y fieles católicos, con el propósito maligno de desacreditarlos injustamente, excluyéndolos hasta tratar de extinguirlos.                                                                                                                                                                                                                                
Igualmente sucede en el campo político.  En el hipócrita y muy democrático occidente liberal y progresista, el reino mentiroso de los “derechos humanos”, donde nosotros estamos inmersos.  al Régimen generalmente le resulta suficiente la TVBasura, como principal instrumento para tener domeñado a todo el pueblo. Este es un método más sutil e inadvertido que el soviético, pero más profundo, con un mensaje que, mientras difunde mentiras, entretiene y condiciona; y divirtiendo acaba, al fin, con el sentido común y el criterio propio; reduciendo al hombre al estado de pelele. Tal cual se comprueba a nuestro alrededor.  Es un método para globalizar el pensamiento del ser humano.

El Padre Castellani aclara en el siguiente párrafo el estrago causado por la infamia política calumniadora : Se puede matar con la lengua: con una calumnia, con una difamación, con una contumelia: y el que lo hace con la lengua no es menos homicida que el que lo hace con las manos; ni menos digno del castigo de los homicidas. Se puede llamar “loco” a uno ligeramente y aún tal vez amistosamente; pero la contumelia, el insulto grave lanzado a la cara, no menos que la calumnia, puede ser pecado mortal: porque puede tener efectos mortales: y por de pronto rompe la convivencia, lo cual es grave. Los moralistas estoicos decían: “No hagas caso de las lenguas de los hombres, déjalos que digan lo que quieran; con la lengua no se puede romper ningún hueso…”. Son cuentos: con la lengua se pueden ocasionar daños enormes y permanentes, irreparables a veces; y se puede romper un corazón. Ojo con las “palabras irreparables”.

DENUNCIAMOS TORTURA PSICOLÓGICA SOCIAL.

En un domicilio de nuestra ciudad, se realizó una reunión danzante que congregó una buena decena de participantes y vehículos. Los altoparlantes emitíeron música electrónica con elevadísimos decibeles, fuera de toda ley, que no permitió pegar un ojo a los vecinos; hasta las 10 de la mañana, cuando un oficial. se apersonó y obligó al propietario del lugar a silenciar la música.

Esto viola claramente los derechos humanos de vivir en paz y tranquilidad, sin molestar ni ser molestados, principalmente por medio de música que altera los nervios, y aún puede provocar trastornos nerviosos, en los que no nos drogamos ni alcoholizamos, constituyendo una verdadera “TORTURA PSICOLÓGICA”.

En toda ciudad urbanísticamente bien diagramada, hay zonas donde es posible instalar bailantas, y otras residenciales donde no. Además hay leyes, que los concejales solo se interesan en hacerlas cumplir si les reditúan votos; sobre horarios, tenor de los decibeles permitidos, protección acústica en los locales para que el ruido no moleste a los vecinos; permiso y pagos de impuestos, control en la venta de alcohol, etc. 

Pero también podríamos denunciar otra verdad de Perogrullo: la prepotencia de los piqueteros, por ejemplo; pudiendo concluir que en este país vivimos en pleno liberalismo, donde cada quisque hace lo que quiere y puede; bajo la mirada indiferente de las autoridades.

Casualmente tengo entre manos una noticia proveniente de la USA, publicada en el diario La Nación: “Una joven fue condenada a siete días de prisión por haber molestado a una vecina con su música preferida a alto volumen…, aseguró la acusadora que el volumen al que lo escuchaba era una “tortura psicológica”. Denuncias como esta aparecen periódicamente en los medios, de todas partes del mundo civilizado, donde se protege la paz de los ciudadanos.


lunes, 28 de octubre de 2019


PATRIA ARGENTINA
PERIÓDICO NACIONALISTA DIRIGIDO POR EL TENIENTE CORONEL
SANTIAGO ROQUE ALONSO.
FUNDADO EN 1984 POR FEDERICO IBARGUREN Y  ELÍAS RAFIAA.
Para que todos los argentinos sepamos defendernos del imperialismo.


TLV1                                 Canal nacionalista dirigido por                                         Juan Manuel Soaje Pinto.

“LA VERDAD PRIMERO”
La verdad católica y nacionalista, para salvar a nuestra Patria. Si aún no lo conectó, se asombrará por la cantidad y calidad de los patriotas que allí colaboran. ¡No todo está perdido!

viernes, 25 de octubre de 2019


Artículo extraído  de “PATRIA ARGENTINA”, agosto 2019, donde el doctor Hugo Esteva, expone claramente,  en pocas palabras, uno de los aspectos  infamantes de la tragedia democrática sufragista.

La fórmula:                                                          HIPOCRESÍA/PERSONALIDAD PSICOPÁTICA.

Por Hugo Esteva

Nadie con dos dedos de frente se engaña: desde que manda la “democracia” el país ha renunciado a ser independiente. La misma fuerza mundialista que hoy decae en otras latitudes y nos venció gracias a las traiciones norte y sudamericanas en las Malvinas, ha gobernado aquí apenas disimulada hasta ahora.

Aquella guerra fue un instante, consciente o inconsciente por parte de sus principales protagonistas, en que la Argentina caída en Caseros intentó volver a ser sí misma. Vencida en las islas, Alfonsín –el conspirador que visitaba la Embajada de EEUU, durante la batalla, cosechó la rendición de una patria que no se repone. El ahora llamado “padre de la democracia” pactó más adelante con Menem una reforma constitucional que, además de satisfacer sus ambiciones personales, nos ha metido en la trampa  de votar cada dos años, de elegir presidente cada cuatro y, en fin, no salir nunca de la ficción que  retrasa sistemáticamente al país.

Pero ahora asoma lo más oscuro de lo esperable, acompañado por la mayoría de los votos. La reacción contra la escasez ha llevado a gran número de argentinos a elegir por  el absurdo: un charlatán que se subordina al peso electoral de una desequilibrada.

¿O acaso alguien puede creer seriamente en la palabra que esconde una falsa sonrisa, adornada por unos dientes tan falsos como la sonrisa? ¿Qué puede haber de sólido tras un personaje que, fuera de probar las más dispares ubicaciones políticas, ha despreciado reiteradamente a la mandante ante quien hoy se inclina? ¿Cabe acaso suponer que va a disfrutar de una mínima capacidad de decisión apenas termine la veda de campaña que sea impuesto como escondite la candidata a la vicepresidencia?

Menos todavía puede creerse que una personalidad psicopática vaya a cambiar las conductas  determinadas por su enfermedad, Allí se cometería un error que, visto desde el punto de vista profesional, sería juzgado como “mala praxis”. ¿O no está suficientemente claro que el violador va a volver a cometer su crimen apenas tenga la oportunidad? Pues, así como la personalidad psicopática de variedad sexual es prácticamente irreversible para la actual terapéutica, la personalidad psicopática de variedad perversa pronostica más y más de sus necesarios conflictos. A diferencia de la neurosis y, mismo, delas psicosis, que pueden manejarse; las psicopatías se alimentan de modo permanente y son casi imposibles de dominar, tanto por los enfermos como por los terapeutas. Síntesis: la eventual vicepresidencia no va a cambiar, aunque lo anuncie el eventual presidente más fabulador.

 La fórmula, aunque trágica, es sencilla: hipocresía más perversión psicopática.

Grave final para una “democracia” largamente digitada.

Grave daño para una Patria que tiene que prepararse para sobrevivir resistiendo.*

domingo, 20 de octubre de 2019


NEOCOM                    
¡Ah! ¡Los dólares
lo resuelven todo!

Artículo publicado en la revista sisinono, de  mayo del 2009. Escrito por el señor Torquato Pezzella,  expone claramente el peligro para la soberanía nacional del “americanismo” judeo/calvinista,  que es ni más ni menos  el imperialismo totalitario, disfrazado de civilización “occidental y cristiana”; asumido y promocionado, en nuestro país,  por las derechas liberales,  por las derechas católicas, y por el mismo Régimen. Y auspiciado como ejemplo político por el mismísimo Benedicto XVI; en otra de sus barrabasadas. He aquí el artículo:  

LAS RAÍCES PURITANAS DEL ESPÍRITU AMERICANISTA. 

Protestantismo moderado y Protestantismo radical

Dijimos otrora (v.sisinono, enero 2009, ed. Española) que, animados por el propósito de presentar como un unicum la civilización [norte americana] y la civilización europea, los “neoconservadores” no dicen ni una palabra respecto a la profunda fractura que el protestantismo provocó en la historia de Europa, como que  el espíritu americanista  hunde sus raíces en él.

La cristiandad vivió una gran crisis en el siglo XVI con el protestantismo, que despedazó la unidad político-religiosa que existía merced al Papado romano y al Sacro Romano Imperio. La Iglesia romana había conocido herejías desde su nacimiento, más había triunfado sobre ellas. La rebelión herética de Martín Lutero (+1546), en cambio, no pudo ser contenida y arraigó en Europa del Norte (especialmente en Alemania), donde los herejes se volvieron mayoritarios y se organizaron en iglesias autónomas sostenidas oficialmente por los príncipes alemanes. El protestantismo, en efecto, rechaza la Iglesia de Roma (su credo, sus sacramentos y su ley) y el papado, y niega los orígenes apostólicos y petrinos de la esposa de Cristo.

Los Países Bajos (1) y las naciones escandinavas (Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia) siguieron a Alemania, o mejor dicho la sobrepasaron acusando a Lutero de moderación excesiva. No obstante, ya en Alemania se habían dado manifestaciones extremistas con el movimiento de los campesinos (el anabaptismo, que considera válido sólo el bautismo de los adultos). Parece ser que estas corrientes llevaron al luteranismo a sus últimas consecuencias, inclusive la negación de la Santísima Trinidad y de la divinidad de Jesucristo. En Suiza, Juan Calvino (+1564) exasperó la doctrina predestinacionista luterana y presentó el éxito terrenal y mundano por signo de beneplácito divino. El Calvinismo se denominó “puritanismo” porque quería “purificar” la iglesia nacional anglicana de cualquier residuo de papismo; desempeñó un papel  de primera magnitud en el nacimiento de [norte]América y del espíritu americanista,  sobre todo por conducto de sus pilares principales: el éxito mundano-económico y el antitrinitarismo.

EL PARAÍSO EN LA TIERRA.

EEUU “ha buscado siempre las raíces más profundas de su identidad” en la fe de los puritanos radicales o “regenerados”. El concepto puritano de vocación, “según el cual el cristiano se manifiesta como instrumento de Dios no en los heroísmos de la vida monástica, sino aceptando la propia posición en el mundo…, obrando con éxito en el reino del demonio” (T. Bonazzi, Dizionario di politica dirigido por N. Bobbio, voz Puritanesimo), entró en la sangre de los EEUU. La “vocación” o ascesis terrenal y “mundana” de que habla el profesor Tiziano Bonazzi es típica del calvinismo puritano, del americanismo y hoy, del neoconservadurismo cristianista.

El puritanismo de caracteriza, escribe Monseñor Leone Cristiani. `por ser “un partido y una actitud
psicológica en el seno de las diferentes confesiones (protestantes)… cuyo propósito estriba en  purificar la Iglesia de toda mancha papista […]; el puritanismo es el hombre de sola la Biblia  [sobre todo del Antiguo Testamento]… las imágenes grandiosas de la literatura hebrea le confirieron un extraño acento al sobrio entusiasmo del puritano, que se volvió sentencioso, dogmático, apocalíptico […]. Entre las consecuencias importantes del puritanismo figura el origen de las colonias [norte]americanas. Los famosos Padres Peregrinos, que emigraron a [norte]América en 1620 a bordo del Mayflower, eran puritanos […] fue responsabilidad del puritanismo, asimismo, la creación de aquella gentry (gente bien) y aquella burguesía de comerciantes ingleses, severos, ávidos de ganancia, que consideraban la riqueza como una bendición del cielo y la pobreza como efecto del vicio” (10). El mismo Monseñor Leone Cristiani escribe, en el Dictionaire de Thèologie Catholique (voz puritanismo): “El puritano tiene espíritu de dureza y ostentación que huele a fariseísmo: a) el culto de sola la Escritura [el espíritu subjetivistra revolucionario y milenarista; nota del a.]; b) el dogma calvinista del predestinacionismo; el puritano creó en el campo moral el gusto por la honorabilidad” impecable, que no está exenta del peligro del fariseísmo… el cual se expresa en la observancia exterior y escrupulosa de la ley, terminando así por favorecer la hipocresía, que cubre de bellas apariencias los vicios escondidos e identifica falsamente la honorabilidad con la santidad”.

Uno de los mayores historiadores americanos, Charles Austin Beard (1874-1948), explica en su monumental obra Nacimiento de la civilización americana  (1927) que los puritanos que se trasladaron  a [norte]américa estaban convencidos de ser el pueblo elegido  al cual le había sido destinada aquella tierra rica y poderosa, una especie de paraíso en la tierra o tierra prometida.  Georges Batault, por su parte, muestra muy bien en Judaisme et puritanisme (1921) la afinidad que liga al judaísmo talmúdico con el puritanismo (11). La pseudoreforma protestante, explica el autor fue esencialmente antirromana y descubrió en la tradición judía tanto el espíritu de rebeldía y el milenarismo (v.Apocalissi giudaiche, en el Dizionario Bíblico de F. Spadafora) cuanto la mentalidad mercantilista propia del librecambismo angloamericano.   El puritanismo nace de la unión del anabaptismo con el calvinismo; se funda en el libre examen luterano, o sea, en la interpretación libre y subjetiva de la Biblia, con el resultado de interpretarla en un sentido exclusivamente literal y material (como los judíos), de ahí que encuentre en el Antiguo Testamento el espíritu farisaico del judaísmo postbíblico.  Según Batault, se puede decir que el puritanismo es una especie de judaísmo talmúdico para los gentiles.

sábado, 19 de octubre de 2019


VICTORIA SIN ALAS
Estamos asistiendo en este período pre-electoral a un insólito, aunque acostumbrado, cambio de casacas. Los que antes eran enemigos acérrimos ahora se presentan en las elecciones como los aliados de los mismos anhelos; y los que antes eran cofrades, de improviso, se enfrentan mostrando los dientes.  Al punto que ni siquiera nadie enjuicia al opositor corrupto. El lema consentido por todos es: dejar hacer, dejar pasar, hoy por ti, mañana por mi.  

Considerando lo desvergonzado de estos chanchullos, dan para pensar que estas inconcebibles designaciones vienen programados e impuestos desde el “norte” del continente. ¿Con qué propósito? El de presentar una nueva alternativa, a un pueblo cada vez más decepcionado y desesperanzado, sometido por los mismos personajes de siempre, aquellos que responden lealmente al Imperialismo. Y para mantener una remota esperanza en el pueblo, los ´medios´ lo somete a un procaz bombardeo de sonrisas y gestos de teleteatro: ¡Voten nuevamente! ¡ésta sí será la buena!

Las derechas “católicas” conservadoras también participan del jolgorio generalizado. Y se visten de ceda, para recibir al hombre providencial que “algo” salvará del derrumbe final de nuestra Patria: el ex-mayor del Ejército Gómez Centurión. Las damas luciendo sus elegantes vestidos de ceda, los hombres corbatas y camisas de ceda; hasta ciertos curas sotanas – o chombitas-  de ceda. La ceda es la imagen que identifica a las derechas.

Como es de suponer escribí Seda con “C”,  al recordar la existencia de la otra Ceda, que se escribe con mayúsculas. Esta Ceda fue un movimiento político español, dirigido por Gil Robles, que desde entonces bien pueden nombrar a todas las políticas sin alas, incapaces de volar espiritualmente, para mirar la tierra desde el cielo. A todas las políticas que se manifiestan con temperatura invernal; las del egoísmo supremo. Políticos exhibiendo sonrisas demagógicas; temerosos de hablar virilmente, patrióticamente; a ser señalados por los ´medios como infractores al Régimen. Pasteleros  mezquinos dedicados al conteo de votos; de preocupaciones monetarias, de cálculos, de pactos más o menos secretos y más o menos éticos.

Política desconocedora del destino histórico de los pueblos, que tan bien estigmatizó José Antonio Primo de Rivera, llamándola: Política sin alas. Y a Gil Robles lo definió con estas palabras, que bien podrían ser universales: “He aquí las asombrosas deformaciones a que llegan los hombres inteligentes cuando los envenena la política”.

miércoles, 16 de octubre de 2019


¿LA PATAGONIA ES TODAVÍA ARGENTINA?

Yo tengo el mérito de haberme identificado con Chile. Fui chileno; les consta a todos”. D.F.Sarmiento.

En estos días, nacionalistas eminentes están denunciado la posibilidad de que las grandes potencias que imponen la “democracia y la libertad”, exijan, quieras o no, el pago de la deuda externa, que el país no puede saldar, con la entrega de la Patagonia.

Desde mucho tiempo atrás, la diplomacia “marchatrás”, y el poder masónico sobre el Régimen instaurado en Caseros, facilitan el desmembramiento del territorio nacional argentino. Recordemos: el kirchnerismo entregó parte de territorio soberano a China; las denuncias de invasión de milicias judías, disfrazadas de campamentos juveniles; el establecimiento de guarniciones militares yanquis; Inglaterra entrometida reclamando una parte de la torta; la canallada del arbitraje vaticano aceptado sin chistar, etc.  ¿La Patagonia es todavía argentina? Quizá lo sea por poco tiempo más; o quizá ya no lo sea.

Ni siquiera hace falta que desembarquen los marines para cobrar la deuda; porque aquí no tendrían ninguna resistencia política a vencer. El Régimen  liberal-democrático’ estuvo siempre y está entregado a los anglosajones. Pacíficamente, con la flema inglesa de nuestros diplomáticos cipayos, el super gobierno judeo/calvinista imperialista se cobrará a precio de liquidación, los territorios al sur del río Negro, o desde donde ellos determinen. Sin necesidad de cambiar de bandera, ni dejar de cantar el Himno contra la ´tiranía´ española. Nos dejarán todo el folklore menos la soberanía.

Argentina no tiene posibilidades de defender la Soberanía patria, pues desguarneció a las Fuerzas Armadas, según propósitos masónicos. Principalmente desde Alfonsín. Pero lo decisivo es que históricamente tampoco tuvo ni tiene voluntad de defenderla. Porque en Argentina aun gobierna en el país y el entendimiento de los argentinos la ideología traidora del traidor por excelencia D. F. Sarmiento. Y tanto que trabajaba a sueldo del gobierno chileno, incitando en el diario gubernamental chileno “El Progreso” la entrega de la Patagonia entera a Chile.

De esta manera, los dos máximos ´próceres´ en la lucha contra el gobierno legítimo de don Juan Manuel de Rosas, Sarmiento, el mentiroso renegado, y Urquiza, el contrabandista, cada uno más traidor que el otro, cobraban dinero para traicionar a la Patria. Perfidia suficiente para que la Masonería los declare ´héroes´ nacionales. Pero si de tal forma se homenajea a los corruptos, fácil es que el ejemplo cunda; y cundió desvergonzadamente hasta nuestros días.
Se roba, se traiciona, doble indignidad, y se sube a un pedestal de honores.

domingo, 13 de octubre de 2019


LA OSA

Alborozo en el mundo de los científicos alucinados y fantasiosos: descubrieron en Canadá una nueva criatura de las nieves, la osa Pizzly, agresiva y peligrosa, híbrida según afirman, de bestia y humano, que mantiene aterrorizados a los pobladores, pues mata a quien quiera enfrentarla, asalta las chozas, las destruyen hasta los cimientos, con sus enseres, muebles y comestibles.

Lo asombroso y terrorífico es que vive en Buenos Aires, desde mucho tiempo atrás, sin que los porteños mayormente lo adviertan, una tremenda OSA; más asesina aún que la canadiense. Ella allí se sintió como en su casa, hasta que ¡Oh, horror!, inesperadamente, días pasados, lanzó furiosamente un ultimátum aterrador que espantó a los porteños, aullando, según pudo entenderse: ¡Yo soy la dueña de esta área –bramó-, y al que me contradiga y no me guste lo destruyo! ¡Lo mato! ¡Comenzaré por liquidar a  los 58.000- argentinos que  más odio!
¡
Otra OSA asesina! ¡Ahora en pleno Buenos Aires! Pero esta OSA no es como la canadiense, pues anda libremente por la ciudad; camina en dos patas, y tiene a su disposición todos los medios de comunicación. Esta OSA, como la canadiense, no es plenamente animal ni tampoco muy humana, siendo más bien un horrible engendro. Parece humana, pero sólo en apariencia, pues su humanidad no está muy desarrollada, debido a sus sentimientos asesinos, agresivos y exclusivistas, que la convierten en una bestia mucho más peligrosas que las Pizzlys de cuatro patas.

Cuando todos estábamos pasmados de terror, alguien advirtió que lo que ocurre con la OSA de Buenos Aires ya estaba ocurriendo desde decenas de años, en otros lugares del mundo, particularmente en Palestina, donde la OSA practica un sistema de exterminio contra todos aquellos que ella considera sus enemigos. Esta OSA fue criada y amamantada por las grandes potencias judeo/calvinistas, dejándola dueña de un territorio propiedad del pueblo palestino. Estos fueron expulsados con la fuerza de las armas y recluidos en campos de concentración, durante generaciones, en condiciones lamentables e inhumanas… hasta la muerte.

Previendo que los 58.000 nacionalistas argentinos que votaron por Biondini serán recluidos por la OSA, en campos de concentración, -con la aquiescencia de los grandes figurones, con Soros y Francisco 1º a la cabeza-; los nacionalistas deberían ir adquiriendo carpitas, bolsas para dormir, unos kilos de yerba para tomar mate, papel higiénico, y otros elementos imprescindibles para la vida al aire libre. Seguramente vivirán en campamentos instalados en esa querida Patagonia que en otras épocas fue argentina; y que en poco tiempo más, será territorio donde reinará, a sangre y fuego, como en Palestina, la homicida OSA de dos patas.*



jueves, 26 de septiembre de 2019


La Muerte
(A la muerte de mi madre).
Amalia de Estrada

Te pintan descarnada y con guadaña
Cubierta tu fealdad tras negro manto
Te miran con el miedo y el espanto
Con que se suele ver una alimaña.

¡Te nombran con rencores y con saña
Te reciben con gritos y con llanto!
Solo el alma cristiana, la del Santo,
Con tu fiera apariencia no se engaña.

Mensajera de Dios, que al hombre llama
Para darle la vida que no muere
¡Beatífica visión para quien ama!

Yo no voy a entonarte un Miserere
De lúgubres acentos, sino un ¡Hosanna…!
¡Al Cielo no se va si no se muere!

Buenos Aires, 11/XI/1948.
(tomado de “El emboscado”). Poesía apropiada para meditar en estos tiempos en que  ni los curas nombran a la muerte

lunes, 23 de septiembre de 2019



PANEGÍRICO DEL GAUCHO
El Padre Castellani expresó poéticamente el origen ancestral del gaucho.
Cuyo arquetipo fue don Juna Manuel de Rosas; y cuya antítesis Sarmiento.
(De la revista Presencia):

“Hay que poder percibir el canto del Martín Fierro. Es un canto lejano que viene de las profundidades de los siglos, un viento a veces sutil y a veces tempestuoso que llega a la pampa pasando por España y allí se apampa y a veces se vuelve tormenta de tierra y polvareda. Aquí perdió el rumor de la cítaras eolias y el olor a oliva de Atenas, el olor salubre a sal latina y el aroma de claveles y hierbabuena de la morisma Andalucía; se volvió solamente un viento, es decir, un espíritu. Yo lo oí soplar fuertemente una noche que no podía dormir, y me levanté a ver quien era. No había nadie. Solamente las estrellas”.

Comentario nacionalista: Si la Patria nace con la llegada al Plata de Garay, la estirpe criolla,  el gaucho, simultáneamente aparece cuando los españoles – que integraban la infantería más temible del mundo- comienzan a  aspirar el aroma de la Pampa; y entre la valentía española y  la magnificencia de la Pampa, el criollo  va desarrollando su vida en el orden de la vida colonial.   Pues no se crea una raza heroica de la noche a la mañana.

Siempre al mando de sus jefes naturales, combate en las Invasiones, y luego San Martín  exaltó el aporte del  gauchaje en la guerra liberadora,  y su criterio es definitivo.  El mismo Libertador fue repudiado por los unitarios por respetar al gaucho ¿En qué medida fue el también uno de ellos?

Pocos años hicieron falta para que el odio de los unitarios a todo lo argentino infame la estirpe gauchesca. Al morir los Caudillos, murieron los gauchos. Algunos, en las últimas boqueadas de su vida gaucha, acorralados como animales, perseguidos y humillados por el odio de los gobiernos liberales, para sobrevivir, se tornaron díscolos y matreros, como el Martín Fierro. Pero el que describe José Hernández no fue el arquetipo gauchesco, sino representa la vida de un gaucho patriota, desesperado por su impotencia, solitario y desamparado por las jerarquías que ya no existían, que resiste a punta de coraje personal la invasión de los extranjerizantes.

Salvando tantas diferencias, hoy día los argentinos patriotas –nacionalistas-  infamados y humillados, resistimos infructuosamente el poder totalitario del Régimen; pese a lo cual continuamos proclamando por amor a la Patria las verdades argentinas; aunque en el desierto muchos son o se hacen los sordos.

Luego el gaucho se transformó en un campesino sumiso ante los nuevos patrones que manejaban las estancias desde Buenos Aires, de regreso de París. Así fue como el liberalismo, proclamando democracia, acabó con ellos, proletarizándolo, económica y mentalmente, poniendo fin a la reacción federal argentina.

Esta es la verdad histórica del hombre argentino que el gobierno francés no entendió, y que originó su derrota; derrota compartida por los unitarios al fracasar estrepitosamente con su utópica política liberal/democrática,  destruyendo la grandeza de nuestro país hasta su actual vergonzosa miseria moral y política.+






LA UTOPÍA RACISTA DEL PARTIDO UNITARIO.

Imprimo a continuación unas frases muy interesantes, que revelan la importancia de la política internacional argentina, y el respeto con que las grandes potencias europeas trataban los acontecimientos del Plata, en la añorada época de don Juan Manuel. Las mismas destacan, además, las fantasías utópicas, desnaturalizadas, de los afrancesados liberales unitarios; que fueron repudiados por el pueblo, y por la Nación soberana. Lamentablemente, para desgracia nacional, ese mismo liberalismo, apátrida, racista y totalitario gobierna ininterrumpidamente, a través de estos dos siglos, con distintas máscaras, hasta el día de hoy.  
Fueron extraídas del artículo publicado en el “Annuaire des deux Mondes”, - París -  1850-.
(Tradujo Carlos Sylvié, qepd).

     “ El Partido Unitario, tal como se ha mostrado desde su origen,  tal como no ha cesado de mostrarse  a través de sus éxitos y derrotas, estaba formado  por hombres plenos de ilusiones, de intensiones generosas y de prejuicios, dotados de brillantes facultades intelectuales y de un sentido político poco exacto, fascinados por el prestigio del liberalismo europeo más avanzado, sin otra aspiración que aplicarlo sobre un suelo virgen, creyentes ante todo  en el poder de las formalidades, de las disposiciones legislativas, de los aparejos constitucionales y desdeñosos de los elementos reales que no estaban conformes con su ideal. El reinado de los unitarios, la duración de su preponderancia se confunde con la presencia de Rivadavia en el poder, sea como ministro de los gobernadores Rodríguez y Las Heras, sea como presidente de la República elegido por el Congreso General de 1826.

     “Durante el lapso de algunos años -1820 a 1827- se puede destacar un mayor esfuerzo por organizar la República Argentina según el ideal clásico del liberalismo; decretos sobre la libertad de prensa, sobre la libertad individual, sobre la libertad de cultos, creación de sociedades de beneficencia, cajas de ahorro, de la Universidad de Buenos Aires y de escuelas primarias en todos los distritos, establecimiento de un Banco Nacional, ensayo de colonización para introducir trabajadores extranjeros, leyes muy amplias y muy benefactoras sobre las emigraciones; finalmente convocatoria de un nuevo Congreso General llamado a establecer la unidad nacional y a elaborar una constitución definitiva que fue, en efecto, promulgada el día 24 de diciembre de 1826.

      “La desdicha de todo esto, es que era pura ficción, es que los unitarios encerrados en las ciudades, en los clubs, en las sociedades políticas, ejerciendo allí su influencia, ignoraban un elemento nuevo que comenzaba a sentir la influencia de aquella, este elemento que se ha llamado campesino: fue el Gaucho. Ignoraban el estado moral de un pueblo apenas emancipado del régimen colonial; que no había escapado a este régimen para quedar sumergido en la más profunda anarquía durante quince años, no reconocedor de ningún yugo, poder o ley. Se comprende que la libertad de prensa no fue un don muy apreciable para el gaucho, quienes, en su mayoría no sabían ni leer ni escribir; que la libertad individual no pareció una muy grande conquista para los hombres que poseían la inmensidad de la pampa y que encuentran en la rapidez de sus caballos un refugio asegurado contra la opresión individual. ¿Qué resultó, por consiguiente, de ahí? Es que, mientras los unitarios se complacían en su obra, el conjunto de los pueblos de las provincias se levantaba amenazador teniendo a su cabeza a temibles jefes: López de Santa Fe; Bustos gobernador de Córdoba; Ibarra, comandante de Santiago del Estero; Quiroga, jefe de los gauchos de La Rioja; y el mismo Rosas, todopoderoso en la campaña de Buenos Aires.

viernes, 20 de septiembre de 2019



Limpiar la historia patria de falsedades, para poder limpiar la política nacional de corruptos y de cipayos.
Reproduzco el siguiente artículo, publicado en la revista “Revisión” Nº 9, 1964, con nociones elementales de la verdadera historia argentina

“MACANEOS” HISTÓRICOS

Se publica en esta Capital una revista que se llama “Selecciones escolares”. Alertamos a los maestros, alumnos y padres, de la crasa ignorancia de sus redactores en cosas elementales de historia argentina.
En el Nº 114, en una sección titulada “Historia Argentina”, se enseña lo que le llaman La dictadura de Rosas. Empieza: “Rosas fue el primer gobernante bonaerense en recibir facultades extraordinarias…”

Facultades extraordinarias tuvieron todos los gobiernos patrios, porque de otra manera hubiera sido imposible gobernar en tiempos de guerra. Pero tal vez el autor ha querido decir que a Rosas se le otorgaron expresamente. Antes que a Rosas se le otorgaron expresamente “facultades extraordinarias” a Ramos Mexía, en mayo de 1820, a Martín Rodríguez en octubre del mismo año (renovadas en 1821), a Lavalle en diciembre de 1828, y a Viamonte el 24 de agosto de 1829. A Rosas simplemente se le prorrogaron las facultades concedidas a Viamonte.

Después de seguir el articulista explicando el gobierno de Rosas con adjetivos tan imparciales como violento, arbitrario, etc., sigue: “cumpliendo su período de dos años presentó su renuncia”. Periodo de tres años: terminó el 17 de diciembre de 1832. Sigue: “… el día 13 de marzo (de 1835) juró el cargo por segunda vez ante la Junta de Representantes”. No fue el 13 de marzo sino el 13 de abril.

“… De todo se acuerda (Rosas) en su minucioso plan de “federalizar” el país. Pero nunca de su organización mediante una constitución”.

No se nombra la Carta de la Hacienda de Figueroa, de Rosas a Quiroga, del 20 de diciembre de 1834 donde se explica precisamente por qué era absurdo en esos momentos dar una constitución escrita. ¿Y el Pacto Federal de 1831? que era la organización, ni noticia.

Prosigue el muy “sesudo”: “No faltaron los que enfrentaron al dictador:  un grupo selecto de escritores: Echeverría, Alberdi, Sastre, Sarmiento, Gutiérrez, Varela, que debieron huir al destierro…”.

Echeverría no enfrentó al dictador en Buenos Aires, ni huyó al destierro; vivió tranquilamente en su estancia “Los Talas”, de San Andrés de Giles, hasta 1840, sin que nadie lo molestara. Si se marchó a Montevideo fue por haberse plegado, en agosto de 1840, a Lavalle, que ocupó San Andrés de Giles. Lo que hizo que el general escribiera a su mujer: “No te hagas muchas ilusiones sobre la suerte de este ejército: la única que se me pliega es la que habla, pero la que no habla y pelea me es contraria y me hostiliza como puede. Desde entonces –claro está-  Echeverría debió vivir en Montevideo y desde allí – río por medio- “enfrentó valientemente” al dictador.

EL PERIODISMO DEL RÉGIMEN ENCEGUECE AL PUEBLO PARA DEJARLO SOMETIDO.

Palabras duras, ¡LA VERDAD DUELE!, del Padre Castellani, que sólo el Nacionalismo pronuncia en los oídos adormecidos por la sordera liberal, del “soberano” sin corona; indiferente, despreocupado en su ignorancia, incapaz de reaccionar. Con estas pocas palabras denuncia la tragedia que se impone sobre la aplebeyada y rendida Nación Argentina.

“Más lo que está peormente servido aquí es la diamantina y nevada oficina de prolación, elaboración y distribución de la verdad religiosa. La prensa laica y mercantilista, llegada a su punto postrero de involución natural, es hoy día aquí una superproductora desaforada de nubes de humo, nieblas artificiales y gases asfixiantes. Dirigida por potencia plutocrática extranacional, atosiga al pueblo indefenso de información sobre lo que no le interesa, mientras le sustrae lo que vitalmente interesa; como si a Nacional-Aguas-Corrientes le diera por mandar a caños agua sucia con alumbre, opio y flora microbiana. Y lo dicho de la prensa, dígase del libro (aplebeyado tipo periódico por editores inconscientes), del cine (vehículo de una des-educación extranjera), del teatro (huaso y obsceno en su mayoría), la escuela (sosa, cara, inefectiva) para no hablar de otros y sublimes institutos, de donde todo desciende como de la cumbre al río"...

“Las Ideas de mi tío el Cura” pg.200.


Esta arenga fue escrita por un camarada nacionalista, F. Revilo, en 1938, ¡hace más de 80 años!, en la revista “Renovación. Por una Argentina Fuerte, Unida y Soberana”. Si en ese entonces la situación moral y política era grave, hoy día es apocalíptica, tomado el país por un cáncer de corrupción y entrega que pudre todo el cuerpo nacional.  Luego el camarada Revilo desenmascara la infamia judía/liberal/marxista , entre  otras tantas,  que el Nacionalismo Argentino era fascista o nazi.            El Nacionalismo fue y será la esencia política de la Argentinidad.                                                                                                                                        
 La lucha humanamente desesperanzada debe continuar. Ante el aumento de las insidias, fraudes y traiciones, debe crecer nuestro patriotismo, alentando mayor esperanza en la victoria contra el Régimen liberal.                                                                                                                                                                                      ¡LOS MILAGROS EXISTEN! ¡PERO HAY QUE PEDIRLOS!
¡Centinela! … ¿Qué ves en la noche?

Frente a los males de todo orden que aquejan al país provocando una total subversión de valores en la sociedad argentina, cabe exclamar con un viejo estadista europeo: ¡Centinela!...¿Qué ves en la noche?
Entre tantas sombras que nos rodean, en medio de ese afán electoralista de una época de falsas ideas y pasiones bastardas, preguntamos si aquella luz de renovación que ardió en septiembre, que no venía “a cambiar nombres sino sistemas”, es un hecho oscuro en la historia o una esperanza que alienta aún nuestra fiebre de inquietud nacionalista.
Durante ocho años el Nacionalismo ha trabajado con tesón, pero no lo ha hecho todo, pudiendo hacerlo.
¿Bastará acaso, repetir que la democracia, las instituciones, la Universidad, la política están en quiebra? Absolutamente, no. Con su virus corrosivo lo han infectado y amenazan destruirlo todo. Todo está minado, todo se encarrila por senderos tortuosos de indecisión al vértigo precursor de las grandes caídas. Ya sabemos ¡vaya si lo sabemos! Que el liberalismo caduco, base de nuestro sistema democrático ha desatado la furia de su cobardía y egoísmo. Sabemos todo eso y mucho más. Sabemos que hay guerra. Guerra de los de adentro y de los que llegan haciendo del país su cómoda guarida. Guerra de la inmoralidad contra la decencia. Guerra del analfabeto contra la inteligencia.

Todo ello lo hemos repetido por centésima vez. Pero no basta repetirlo. Las crisis agudas de los pueblos se resuelven encarándolas con toda premura y valentía.

El mal avanza paulatinamente. En medio de ese tembladeral que nos atrae poco a poco y que ha de arrastrarnos irremediablemente en su caída, nos preguntamos angustiados: ¿cuándo llegará lo que tanto esperamos?...  cuándo llegue… ¿lo hará a tiempo?... ¿Resistirá el país este proceso de descomposición que los políticos, indiferentes y cobardes no presienten, atolondrados como están, por la musiquita del vago sentimentalismo de nuestras instituciones democráticas?...

¡Centinela! ¿Qué ves en la noche?... La duda, duda terrible se apodera de nosotros… ¡Ah!, pero aún nos queda una esperanza y es que aquella luz que irradió el calor de una gran verdad argentina, palideciendo luego en manos de políticos audaces, arda otra vez como una tea hasta marcar al rojo vivo a sus apóstatas, iluminando el camino de nuestra anhelada redención política y social, suprema aspiración del Nacionalismo Argentino.

El Nacionalismo tiene el deber de encarar resueltamente la situación del país, dando ritmo acelerado a su acción pública. Es urgente abrir el debate y ocupar posiciones: llegar al pueblo, agitarlo por sus grandes ideales y hablarle en el rudo lenguaje de la verdad. No se concibe nacionalismo sin acción y sin perfecta solidaridad y unión. Por eso deben desaparecer tendencias o grupos, unificando principios y voluntades, hacia el fin común: honrar la Patria, engrandeciéndola.

EL IMPERIO AMERICANO.
El Padre Castellani sintetizó perfectamente el accionar del imperio judeo/calvinista:
“Dejan Biblias y se llevan el petróleo… ¡y el alma nacional!”

“El espíritu de los negocios ha guiado la política exterior de [norte] América, como ha guiado el aparato político, el sistema judicial, la interpretación de la constitución, la prensa, las iglesias e incluso el movimiento obrero’. Max Lerner.

(Las letras cursivas son del blog).

Publico unas frases que fui seleccionando del capítulo VI, del libro “El Imperio Americano”, de Claude Julien, (ed. Grijalbo, Barcelona, 1969), que alcanzan a dar una clara idea del peligro de la dependencia argentina, y Latinoamericana, de EEUU, según estamos sufriendo. El libro está repleto de datos y citas interesantísimas, sumamente agresivas, de  personajes de este Imperio mamonístico, de origen judeo-calvinista, cada vez más prepotente y despiadado.                                                               

Aunque los comentarios del autor no están a la altura de sus denuncias, debido a su formación política liberal, tirando a la zurda, esos datos pueden ser aprovechados para demostrar el grado gravísimo de la INTROMISIÓN IMPERIALISTA. Introducido en nuestra patria por la orientación, y el rumbo actual de la política demo/liberal, desde hace décadas, QUE ESTA LLEGANDO A SU APOGEO DURANTE EL GOBIERNO CIPAYO DE MAKRI. 

Toda la tesis del libro se desarrolla desde el religioso dogma calvinista de la predestinación de los “santos” a enriquecerse, comerciando pacífica o violentamente. El autor omite este mandato “divino”, y hace aparecer la política imperialista desde la Doctrina Monroe, como simple ambición económica de poder; restándole asi fuerza religiosa, impulso inevitable e inexorable; fuerza que es como una maldición que domina al imperialismo estadounidense.

ESCRIBIÓ JULIEN:

“Estados Unidos de Norteamérica carecen de colonias: ninguna mancha señala en el globo terráqueo lo límites de un imperio americano. Pero USA ejerce en el mundo una influencia constante que se manifiesta en todos los dominios de la actividad y del pensamiento humano de hoy. Presión sobre la totalidad de América latina, sobre Canadá, sobre gran parte del Sudeste asiático, sobre Europa, sobre el mundo entero.

“Existe pues un IMPERIO AMERICANO. Un país que, con sólo la veinteava parte de la población terrestre controla la mitad de las materias primas de la tierra, impone sus precios y condena al subdesarrollo a muchos pueblos.

En el capítulo 1º, Julien comienza confundiendo el imperialismo con el nacionalismo. El verdadero nacionalismo es la lucha de cada nación para cumplir pacíficamente, en forma soberana, su destino histórico; respetando la soberanía ajena. Mientras que el anglosajón es racista, mesiánico y totalitario. Julien demuestra, con citas irrefutables, que el Imperialismo anglo sajón/yanqui surge en la Historia acunado por el “Dios” mamonístico, (o sea el judeo/calvinismo, que es el “Dios” del imperio). y allí encuentra su inspiración y su fuerza avasallante. Ellos cumplen entusiastamente la orden “divina” de enriquecerse, a costa de los más débiles. Pero para justificar ante el mundo su terrorífico imperialismo, en el colmo de la hipocresía, se manifiestan como  idealistas que dicen llevar a todas las latitudes la libertad y la democracia; para conciliar “el egoísmo con la generosidad de un bienhechor”.

A continuación copio algunos tremendos testimonios de personajes relevantes, publicados por Julien, que ya se manifestaban a principios del siglo XIX:

“Como Dios al crear al hombre a semejanza suya, América sueña con remoldear el rostro de la humanidad. En el siglo pasado, Herman Melville escribió: ‘Y nosotros, los americanos, somos un pueblo particular, un pueblo elegido, el Israel de nuestro tiempo; nosotros llevamos la antorcha de las libertades del mundo’. El sueño no era nuevo. En 1765, John Adams escribía ya: ‘No ceso de considerar la fundación de América como un designio de la Providencia, concebido con vistas a iluminar y emancipar a la porción de la humanidad que se halla todavía sometida a la esclavitud’”. (pg. 19).